CARRERA NOCTURNA TUEJAR

Ayer por la noche tuve la carrera nocturna de la villa de Tuéjar, 10 km.

La verdad es que iba con un poco de miedo porque no sabía cómo me iban a reaccionar las piernas después de dos semanas de carga de entrenes y la iba a correr con mi compi Miguel que me dijo de hacerla juntos (él me acompañaba claro) de intentar hacerla en menos de una hora.  (50 o 55 minutos).

Le dije que vale, después pensándolo en casa caí en que eso sería hacerlo a un ritmo de 5 o 5´5, estamos locos o qué!!!!??!??

Si la hacía en una hora ya podía darme por satisfecha que las subidas me funden.

Me temía entonces que podría acabar pasándome lo mismo que me pasó en Benifaió, forzaría, no llevaría  mi ritmo y acabaría pasándolo mal en vez de disfrutarlo.

Desde que acabé el triatlón de Barcelona el día 22 mis entrenes fueron los siguientes:

– Lunes 23 de julio relax total 🙂
– Martes 24 running (técnica y series) y al acabar me fui a tener mi primer contacto con el squash (1 hora) (divertidísimo, aunque al día siguiente estaba muy dolorida)
– Miércoles 25 relax
– Jueves 26 salida en bici (subida al Oronet con Javi) 47.88 km (2h 10´ 24″)

– El viernes 27 running a la playa (5km en 31 minutos) + entradas y salidas + vuelta (5 km en 31´ 17″) + 1 km a Passatge con Lucía a un ritmo de 4:45.

Sofía espero que estés mejor de la fascitis plantar. 

Aquí el video de las vigilantes de la playa, jajajjaa

– El sábado descanso
– El domingo 29 con Fátima desde Catarroja a Real. Total 55 km, 2 h 15´.

– Lunes descanso
– Martes 31, paliza a mediodía,14 km en patines desde Godella a Valencia por la porquería de asfalto. Acabé con los pies bien escaldados y aún llevo unas buenas heridas en los pies.

Por la tarde running 30´trote suave + 2´R3+2´R1+2´R3+2´R1 Ritmo medio 5:51 + 700 m Velocidad media: 4:39 + 1 km Velocidad media 4:25

– Miércoles 1 de agosto ya estaba para el retiro, las piernas como piedras apenas me habían dejado dormir, me lo pensé dos veces pero…era mi primer día de vacaciones y al final me levanté de la cama.

Salida en bici al faro de Cullera, la ida 35.92 km (1h 18´14″) y la vuelta apretando un poco más con Miguel 35,07 (1h 12´45″).

Por la tarde-noche el remate, 2h de squash. 😀

– Jueves 2 por supuesto descanso total que el viernes 3 era la carrera de Tuéjar y las piernas iban muy pero que muy cargaditas.

Llegó el día 3, me prohibí hacer nada de ejercicio por la mañana, ya iba a tener bastante por la noche, iba a tener mi primera carrera nocturna y estaba a parte de asustada por lo dicho antes, estaba emocionada.

Correr bajo la luz de la luna llena, con el frontal, por la noche… que guay podía ser eso…

Me preparé las cosas por la tarde, y cómo no hice una foto. 🙂

David y Elena, las mallas tiñosas las cogí porque llevan bolsillos y quería cargar con la cámara de fotos, ya sé que están para el retiro!!! jajajaja, pero…y lo que me gustan…. si no me hubiera puesto las compresoras de coreevo, pero no llevan bolsillos.   😛

Había quedado con Miguel en que me recogería cuando saliera de trabajar a las 20:30 e iríamos con el tiempo justo, pero llegaríamos.

El problema fue que no pudo salir a la hora de cierre, y cuando me recogió nos tocó ir volando!!!!

Conforme nos íbamos acercando a Tuéjar el cielo estaba cada vez más negro y nublado, no había ni rastro de la luna llena 🙁 snif snif.

A las 9:45 estábamos atravesando Chelva, madre mía!! no daría tiempo a calentar aunque las pulsaciones y el corazón ya lo teníamos en la boca!

9:50 buscando sitio para aparcar, aún teníamos que recoger el dorsal, buffff!!! qué locura!!

Cogí los dnis y fui pitando a por los dorsales, estaba la salida a tope de gente!! y Miguel? donde está? que nervios, estaban a punto de dar la salida y no lo encontraba.

Me fui hacia el coche y lo encontré viniendo, buff, menos mal!!

Ví que había mucha participación, tanto masculina como femenina, de 318 personas 101 éramos chicas, qué exitazo!!! no suele ser lo normal.

Nos colocamos muy atrás, la gente ya había cogido sitio.

Dieron la salida y no nos dimos ni cuenta. Ya?? jolines!! no se podía avanzar, parecía una carrera popular donde nada más empezar no hay manera ni de correr ni de adelantar.

Cuando ya pudimos trotar mejor se veía al grupo de cabeza muy lejos!! madre mía!! hemos salido muy atrás le dije..había mucho que recuperar.

Poco me duró el frontal en la cabeza, no era de cinta gorda y me bailaba así que lo llevé en la mano durante toda la carrera.

Primeros kilómetros en asfalto adelantando todo lo que se movía.

Ví a una chica del club Correliana que iba muy bien e iba a intentar seguirla todo el tiempo que pudiera pero estaba muy fuerte y notaba que seguirla me estaba fundiendo.

En la subida al kilómetro 3 más o menos acabé perdiéndola. Aún kilómetro 3!!!

Hubieron pendientes muy duras, y ahí estaba Miguel echándome un cable (me decía, tú no mires arriba, jajaja), sentí su mano en mi espalda que me ayudó a poder tirar mejor en ellas ahorrando energía.

En el momento que la retiraba sentía como si alguien con una cuerda me tirara de golpe hacia atrás.

Imposible poder seguir corriendo en subida, los gemelos estaban como piedras, tocaba andar un poquito, ahí estaba ya el kilómetro 4 y estaba muertaaaaa!!!

Qué pena el cielo nublado que no dejaba asomar a la luna, apenas se veía parcialmente y ni con la cámara pude captarla. 🙁

Fue en el kilómetro 4 cuando empezó la prueba más dura para mí de toda la carrera.

Me había pasado toda la carrera adelantando chicas que habían salido antes y sólo me había adelantado una desde que había empezado a correr.

Se estaba acercando la segunda que podría adelantarme y no quería que eso pasara porque con lo débil que soy podría afectarme y hacer que fuera en picado.

Miguel era consciente de ello y estuvo animando para que eso pasara.

Se puso delante… bufff… me propuse que no iba a hundirme y que iba a pelear, que no me daría por vencida como hago normalmente que acabo asumiendo que me han pasado, pienso que soy peor y no le doy importancia por lo que no peleo.

Pero no pelear no me lleva a nada porque no permite que me ponga a prueba y me supere.

Era el día!!! iba a pelear!! a ver quién podía más 🙂

Fue una dura batalla!! a Miguel le decía!! está muy fuerte!!! (pensando que no iba a poder con ella) y él me decía!! tú le puedes venga!! y me posaba su mano en mi espalda cuando veía que me empezaba a desmoronar.

Cogía fuerzas y le adelantaba, me adelantaba, le volvía a adelantar… al cruzar el pueblo ella contaba con los ánimos del pueblo que al parecer le conocían y le decían: Venga Cristina!!! y se venía arriba y me volvía a pasar.

Acabábamos de pasar por el kilómetro 5, avituallamiento, y me tomé medio gel a ver si recuperaba fuerzas, quedaba la mitad (carrera a pie de un triatlón sprint!!!) no quería ni pensar en que esa pelea podía alargarse hasta el final de la carrera.

Iba apretando para dejarla atrás pero la seguía sintiendo cerca.

El kilómetro 6 lo corrí a 5:02 y aún me iba aguantando, pero el kilómetro 7 lo hice a 4:59 y fue cuando empecé a perderla, pero aún quedaban 3km y eso da para mucho.

No quería mirar atrás por si acaso, estaba bastante cansada del esfuerzo físico y psicológico que estaba haciendo conmigo misma, pero me sentía orgullosa de ver que lo estaba consiguiendo.

No sé para qué llevababa el frontal, no miraba ni el suelo, el cansancio apenas me permitía ver, simplemente pisaba fuerte e intentaba que mis piernas fueran rápidas, temía en que llegara alguna subida matadora y me rompiera el ritmo y fuera alcanzada.

Adelantamos varios hombres, pero que fuerte estoy!!! :), íbamos en cabeza de ese grupito, no había ni una luz más por delante, el grupo que iría delante ya iba demasiado lejos. Nosotros iluminaábamos el camino 🙂

Kilómetro 8!!! quedan dos!! jo!! hubiera preferido ver un 9. jejejje

Tenía unas ganas tremendas de acabar, sabía que quedaban 2 km y no ganaría ninguna posición más en la clasificación femenina, simplemente me estaba jugando la que de momento mantenía.

No sabía en que puesto iba, pero quería llegar entre las diez primeras, cosa que tampoco sabía si estaba a mi alcance tal y como habíamos salido.

Llegó el kilómetro 9, mis fuerzas estaban llegando al límite, intenté imaginar que estaba en el río y volvía a Passatge, ese kilómetro que había hecho en los entrenes por debajo de 5.

Quería engañar a mis piernas a que corrieran como lo he hecho otras veces, y después de la paliza que llevaba de toda la carrera lo hice en 4:54 !!!!! acabando con un súper salto que no sé si habrá sido inmortalizado. 😀

Tiempo: 58:10, octava master femenino, al final le saqué un minuto a la décima contra la que tanto había peleado!! estoy que no me lo creo, quedé entre las diez primeras. Yupiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!    🙂

Aunque hubo sufrimiento hacía tiempo que no disfrutaba tanto como ayer, creo que sufrir es parte del juego y necesario para saborear mejor el final.

Miguel mil gracias por tu ayuda, por correrla conmigo, porque colaboraste gratamente en que pudiera superarme a mí misma, ayer conseguí cruzar una barrera psicológica e hice algo que pensaba que no era capaz de hacer.

Esta carrera me ha enseñado más y me ha llenado muchíiisimo más que muchas de las carreras en las que he conseguido pódium (es posible que alguien no lo entienda, pero es así), esto me hace muy feliz.  🙂

Soy la mejor!!!! jajajajjaa.   (se nota que aún estoy de subidón)

Gracias por toda la gente que me apoya y confía en mí, intento hacerlo cada vez mejor.

Muacka!!!!!!

Próximo reto: Triatlón de Burriana en equipo con Fátima 😀  (19 de agosto)

6 thoughts on “CARRERA NOCTURNA TUEJAR

  • Me alegro mucho de que a parte de pasarlo bien esta carrera te haya servido para coger confianza.
    Te dije que la haría contigo por eso mismo, para obligarte a esforzarte, ya te dije hace tiempo que puedes más de lo que crees, sólo tienes que darte cuenta, y en Tuejar lo hiciste.
    sigue así Patri, que en nada te veo corriendo a 4'30,lo conseguiremos.;)

  • Madre mia Patri,

    que pasada!!!Muchisimas felicidades!!que carrerón nena!!que carrerón..

    Como siempre la maldita mente…pues claro que sí, eres una campeona, eres una pasada y debes de confiar más en tí..que esos nervios que con tus narraciones hacen que sean como negativos lo tienes que transformar en subidón de fuerza, de positivismo de confianza…porque Tú sí que vales Patito y mucho!!

    Muchas feliciades y a Miguel por ser un gran compañero!

    Un besote.

    Evita Dinamita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *