VALENCIA TRIATLÓN

 

El pasado fin de semana, 9 y 10 de Septiembre tuvo lugar un año más VALENCIA TRIATLÓN, un clásico en mi calendario desde que debuté en 2011 en el triatlón de la mujer y en el que este año por motivos personales a apenas dos semanas de la prueba tuve que devolver mi inscripción del Sprint.

No podría competir pero no faltaría a la cita aunque lo viera desde la barrera.

Este año al estar el Campeonato de España el mismo fin de semana, conseguir pase de prensa fue misión imposible, así que me las tuve que ingeniar para encontrar los mejores puntos para poder animar y hacer las fotos a mis queridos compañeros ISPORT.

Tuve una gran idea que me servirá para próximos años, llevarme los patines para desplazarme.

Idea fantástica porque me permitiría llegar rápidamente a los sitios y además disfrutaría a tope del patinaje que me encanta.

Tocaba madrugón el cual me permitiría ver amanecer un nuevo día 🙂

Cada día es un regalo, disfrútalo.

El sábado competían los del Olímpico y el Sprint y desde las 7:30 que tuvo lugar la primera salida y hasta aproximadamente las 11:30 que terminaron las últimas del Sprint no paré de un lado para otro.

 

En total 1/2 maratón patinando, ¡no está nada mal!.

Reconozco que acabé K.O y dolorida con heridas en los pies, hacía mucho que no patinaba y eso pasa factura, pero aún así lo pasé genial. 😀

El sábado a las 20h tenía una conferencia sobre finanzas personales e inversión y terminó a las 23:15, pero no me fui hasta más tarde porque tenía que aprovechar la oportunidad de hablar con el conferencista HyenUK y con Eduardo Sánchez, representante oficial de “El Secreto” que estuvo allí.

Las oportunidades están para aprovecharlas y ésta era una muy grande que ya a día de hoy me ha abierto muchas posibilidades en mi vida.

Nosotros creamos nuestra propia suerte.

El domingo era el triatlón de la mujer y el supersprint siendo la primera salida a las 8.

Después del reventón del sábado y acostarme a la 1:40 lo que menos me apetecía el domingo cuando sonó el despertador a las 6:30 era levantarme e ir a animar, ni tenía fuerzas ni me encontraba bien.

Entonces, tumbada en la cama busqué una razón lo suficientemente fuerte que me levantara de la cama y no tardó mucho en aparecer, mis compañeras, ellas fueron el motivo que me llevaron a la acción. Ellas merecían tanto como el resto que estuviera allí animando y haciéndoles fotos. Además sabía que si dejaba que el cansancio pudiera conmigo le estaría dando fuerzas a una de mis debilidades, la pereza, eso no lo podía consentir.

Supera tus debilidades.

Así que mi primer logro del día fue levantarme esa mañana en la que me dolía todo, apenas había dormido, tenía un fuerte dolor de cabeza y me había bajado la regla.

Me calcé los patines nada más llegar, ¡qué dolor! me recordó a cuando haces el camino de Santiago en bici y después del primer día que acabas escaldado al día siguiente tienes que posar de nuevo tu culo sobre el sillín. Los que lo hayan hecho sabrán de lo que hablo. jajaja.

El día tuvo su recompensa, fue fantástico estar allí al igual que había hecho el día anterior y ver esas caras de alegría de l@s compañer@s cada vez que me veían. Todas las palabras de agradecimiento que recibí por estar allí no tuvieron precio.

Todo esfuerzo tiene su recompensa.

Fue una experiencia increíble como todos los años y de la que repetiré siempre que pueda.

Enhorabuena a todos y GRACIAS por hacerlo posible, fue un verdadero placer estar allí compartiendo vuestro reto.

Dar es recibir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *