IV TRAIL DE VALLADA

Había oído en repetidas ocasiones la dureza del Trail de Vallada del circuito trail valencia, sin embargo aún no lo había comprobado en mis propias carnes.

No me equivocaba cuando en el facebook puse que Inés y yo iríamos a dejarnos la última gota de sudor para luchar por quedar en el TOP10 Senior Femenino, lo que no imaginaba es que poco nos faltaría para acabar sudando sangre. jajajjaa.

Y es que quién me manda a mí cambiarme de la marcha de muntanya de Olocau donde irían Garra, Vicente, Ana y  Sonia a irme al Trail de Vallada con Inés.

La verdad es que no me la esperaba tan dura, pero Inés que había ido a hacer el entrenamiento de Olocau me dijo que Olocau era “un paseo” al lado de Vallada.

Menos mal que somos de Sprinttrail, no me imagino cómo acabarían los de la larga.

También hay que reconocer que no entrenamos mucho en montaña y claro, de pasar del llano de la ciudad de Valencia, a las pendientes que nos regalan las montañas de la comunidad… eso ya es otra historia.

Allí nos encontraríamos con Jesús y David, unos compis míos del trabajo.   La misión de Jesús es la de ganarme, pero de momento me estoy resistiendo. jejeje.

Mi objetivo en el trail el dicho antes, TOP10, el cuál ya me parece ambicioso pero de momento alcanzable.

490m de desnivel positivo acumulado en sólo 9,2km nos esperaban por delante, así que calentamos un poquito y nos pusimos en el cajón de salida.

No estaba nerviosa, igual un poco “cagada” por lo que nos podríamos encontrar.

Dieron la salida y antes de salir del pueblo que comenzaba en subida, ya perdía Inés pero más no pensaba apretar, nos esperaba una buena subida.

Vaya tela, eso era la muerte, menuda pendiente, en muchos tramos parecía que estuviéramos escalando, jajaja. y es que subí todo prácticamente a 4 patas por lo que me acordé mucho de mi perra Nala.

No era difícil encontrarse despojos humanos en la cuneta de la subida diciendo que ya no podían más, y aunque yo era un despojo sudoroso más decidí que no me pararía a lamentarme.

Jesús e Inés iban por delante, de vez en cuando se preguntaban por donde andaba yo, y en una de esas que preguntó Inés en voz alta la escuché, y con el poco aliento que me quedaba dije… estoy aquí.. (medio agonizando, jajaja)

Que conste que no exagero, estaba hecha una m… donde mis gemelos no podían más.

La postura que llevaba no ayudaba pero era incapaz de mantenerme erguida aún sabiendo que el ir a 4 patas me reducía la entrada de aire.

Fue la subida interminable, y cuando parecía que ya habíamos acabado… ¡otra subida!  S.O.S

Al final tras pasar el avituallamiento alcancé a Inés y pudimos correr juntas y compartir nuestra agonía. juas juas. al menos nos echábamos unas risas.

En los momentos de menos fuerza me acordaba del el saltito que pegué al empezar la carrera sólo porque había un fotógrafo de Fotos de La Malla Tot Pulmó, eso es a lo que yo le llamo ir absolutamente concentrada en lo que vas haciendo…

El paisaje era muy bonito, pero si soy sincera no lo observé mucho, al ir medio arrastras vi más el suelo que de otra cosa.

Las mallas los primeros kilómetros acabaron llenos de polvo al ir alternando apoyarme en el suelo con apoyarme en los cuádriceps.

Me pareció una subida muy técnica y la bajada me encantó, fue el momento de ir pidiendo paso para poder ganar posiciones.

En los dos últimos kilómetros fue cuando perdí a Inés y alcancé a Jesús.  Al verle le grité, ¿Jesús, ya me echabas de menos?

En ese momento se cag.. en la pu…   jajajajajja y no le quedó más remedio que dejarme pasar.

Para lo agotada que iba me metí bastante caña con riesgo a morir en el intento de llegar rápido a meta.

Esperaba una buena posición en el TOP10 con 1:21:34, pero no fue así, llegué justo en la décima posición con lo que al enterarme sentí un poco de decepción porque el esfuerzo que había hecho era para esperar algo mejor.

Sin embargo, Vallada fue la típica carrera en la que no hice un puesto destacable pero de la que acabé muy orgullosa, incluso más que cuando a lo mejor he quedado entre las primeras.

Me llevo un bonito y sufrido recuerdo el cual dudo que vuelva a repetir. (Y digo dudo porque nunca hay que decir que de ese agua no beberé, si no diría que ahí no vuelvo ni de vacaciones, jajajaja)

Así que, enhorabuena a todos los que participasteis en Vallada, sobre todo la gente que hizo la prueba reina porque hay que tener un buen par para correr eso.   Sois unos cracks!

P.D: Inés mejórate de la pupa de la pierna por la caída. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *