CANICROSS ADOPTA Y CORRE

 

La verdad es que no sé ni por donde empezar, estoy tan contenta y se me ocurren tantas cosas que contar que es complicado.

Empezaré por el principio que será lo mejor… jejeje.

Después de probar con Nala en la marxacan de Vila de Muro donde pudimos ver el ambiente y probar en qué consistía eso de correr un cross con tu mascota, estaba como loca por encontrar un canicross en el que Nala ya hubiera cumplido el año para poder “competir” con ella.

El más cercano en fecha era el de Adopta y corre en Venturada, un canicross solidario de 7k en el que también había cross (para los que no tenían perro) y un trail de 20K.

Era perfecto!!! yo podría correr con Nala mientras Marta podía hacer el cross, así que lo comentamos en el equipo y Sonia se animó a venirse también al cross.

Este era un fin de semana lleno de pruebas, carrera del circuito divina pastora, media maratón de Benicassin, 10, 21k y maratón de Ojos negros, marcha cicloturista del mediterráneo, etc,etc pero no, nosotras nos íbamos a correr “aquí al lado” al norte de Madrid.   🙂

El  sábado lo aprovechamos para visitar pueblos con encanto, hasta cambiamos a la provincia de Segovia para visitar uno de ellos. Ésto es aprovechar bien un sábado.  Tres pueblos dignos de visitar en un día.
Buytrago, Pedraza, y el que más nos encantó Patones de Arriba.

 

Acabamos bastante cansadas, incluida Nala que al llegar cayó K.O.

Llegó el día! qué ganas tenía!! iba a ser nuestro debut en canicross.

Se agotaron las inscripciones, lo que significaba que iba a estar a tope. Como ha dicho Sonia, nunca había visto tanto perro junto.

Tras recoger el dorsal y pasar el control médico ya estábamos listas para que dieran la salida.

Hoy se corría también el Campeonato Nacional para ciegos de Trail que correrían conjuntamente con los del trail de 20K.  Ahora os contaré porque los primeros 7k del cross eran parte del recorrido del trail.

Ya estamos en la línea de salida, canicross y cross salíamos a la vez así que Marta decide ponerse a mi lado a ver si podía correr con nosotras un ratito.

Nada más dar la salida Nala ha salido disparada y evidentemente yo detrás tirada por ella. (hemos perdido a Marta en menos de 5 segundos, jajaja)

Puedo decir que he volado el primer kilómetro gracias a ella corriéndolo a 4´23″ en un recorrido que no era llano (es lo que tiene el cross)

Para arriba, para abajo, en llano.. eso es lo divertido.

Tiene lo bueno del asfalto y lo bueno del trail.  Es menos dura que la montaña pero tiene su encanto, correr en plena naturaleza.

En el primer kilómetro en el que contaba que hemos volado, a mi lado una chica con su perro que tiraba aún más que Nala y parecía que estaba desquiciando a la chica.

En eso le dice un chico que nos ha pasado… demasiado perro para ti!!!! (luego os cuento que ha pasado con esa chica..)

Nosotras seguíamos corriendo, Nala no hacía más que tirar con fuerza lo cual me ayudaba mucho sobre todo en subida.

Me hacía gracia, no hacía más que picarse cada vez que veía alguien que fuera por delante o que nos pasara, es decir, iba todo el rato picada.

Intentaba pararla para hidratarla y no quería pararse, así que era una odisea conseguir que bebiera.

Íbamos adelantando a gente, entre ellos algunos de los corredores ciegos que hacían el trail, por lo que he tenido la oportunidad de ver como corrían.

¿Cómo corren los ciegos en trail os preguntaréis no?

Corren mediante la “barra direccional” (sistema que garantiza una mayor seguridad en los tramos técnicos que el tradicional “cordín” que se usa entre guías y atletas ciegos en pista o ruta. Se trata de una barra de entre 2,5 y 3 metros de longitud, a la que se agarran tres personas: un guía (vidente), una persona ciega y una persona con resto visual.

Ha sido una pasada verlos y poder animar a esos pedazo de cracks, no debe ser nada fácil ya no sólo por los desniveles positivos o negativos sino por la inestabilidad de ir pisando tierra, piedras, hojas, hierba, agua…

El entorno por donde discurría la carrera era muy verde y muy chulo, hemos pasado por al lado de vacas donde nada, ni una valla nos separaba de ellas, por al lado de un río, que incluso hemos tenido que atravesar en una parte donde me he chopado los pies… chof chof..

Aunque Nala no ha querido beber cuando yo le daba agua, ¡cómo no! ha aprovechado cada charco que veía para meterse y pegar un trago.

¡¡¡Se lo ha pasado en grande!!!

En el kilómetro 4 no he podido beber porque había mucha gente, pero por suerte en los capazos de agua para perros no había overbooking y Nala sí ha podido beber.

Se me estaba pasando relativamente rápida la carrera, pero empezaba a notarme cansada, estaba corriendo al ritmo de ella no del mío y eso empezaba a pasarme factura.

A muy poco de meta hemos adelantado a una chica y a otros pocos metros por delante llevábamos a la cuarta.

Así que… hemos quedado quintas de la absoluta femenina!!!!! y lo más fuerte! 29 de la general (de 108 que han acabado)

Me parece un resultado fantástico y me siento súper orgullosa, pero no de mí si no de Nala que es la que lo ha hecho posible.

Hoy yo he sido su “lastre”, pero lo he dado todo. Está más fuerte que yo y espero poder ponerme a su altura.

Sin duda estas carreras las ganan los perros y las pierden los corredores.

Estoy contenta además porque estamos muy compensadas, yo no me frustro porque ella no corra más y ella no se estresa porque consigo aguantarle el ritmo (aunque podría ponérselo más fácil si mejoro) 😀

Al acabar hemos ido a una interesante charla sobre perros de terapia, hemos visto una exhibición de obediencia, de agility y de rescate y después nos han dado de comer a todos macarrones con salchichas. ¡Muy bueno!

Hoy siento que entre Nala y yo el vínculo tan bueno que teníamos se ha convertido en algo muy pero que muy especial.

Verla disfrutar ha sido lo que más me ha llenado.

Mi compañera de batallas, te quiero campeona, no lo podías haber hecho mejor.

P.D: La chica del supuesto perro que era demasiado para ella.. ha sido la campeona del canicross. jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *