TRAVESIA A NADO VALENCIA

Han pasado ya 4 días desde la Travesía a nado de Valencia y aún sigo con la sonrisa en la boca 😀
Podréis intuir los que aún no lo sabéis que fue una buena experiencia (intuís bien)

Para ir acostumbrándome al agua de cara al triatlón Olímpico decidí apuntarme a dos pruebas.

Una fue hacer la parte de natación en relevos en el Triatlón Social de Titaguas, el día 13 de Julio  (mismo fin de semana que corrí el 25K Sierra de Gúdar)

De Titaguas decir que fue genial la experiencia no sólo con mi equipo “358” compuesto por Marta, por Nuria y por mí, si no con todas las que se animaron a participar de una manera u otra en el Triatlón.

María (campeona en supersprint, ¡¡¡enhorabuena!!!), Belén, y el otro equipo de relevos, “Trislu” formado por Sofía, Luisa y Lucía que nos dieron un repaso.

Se ve que nuestra canción no les intimidó mucho… jajjajaa.

Me gustó la experiencia de hacer la parte de natación y lo mejor es que no estaba nerviosa porque la noche de antes a las 23h aún con la hamburguesa en la garganta y 5 copas de cerveza nos animamos a hacer el mini acuatlón que habían preparado.

Sólo tres locas nos lanzamos a la aventura (el resto…cobardes…jajaja).

Quedé subcampeona, juas juas y Marta, que me sorprendió cuando me dijo que también quería hacerlo (hay que ver lo que hace el alcohol…) quedó tercera. 🙂

Toma ya!!! (no habían premios ni nada pero ahí queda eso)

Y ya que saco el tema ¿Pensáis que el resultado tiene menos mérito porque sólo eramos 3?

El mérito es igual, otra cosa ya es la satisfacción que pueda darle a uno mismo su posición respecto al resto dependiendo también de cuántas participen.

Lógicamente llenará más quedar entre las primeras si había más competencia que si no la hay, pero eso ya es cosa de cada uno donde otros no deberían de meterse a juzgar.

A veces oigo comentarios del tipo..¿cómo quedaste y de cuántas? y si hay poca participación entonces dicen, ah…bueno…(y en su pensamiento queda un…así cualquiera), restando mérito al esfuerzo que has hecho y que seguramente tanto te ha costado.

Pero lo peor es cuando ésto lo veo en casos contrarios y es uno mismo quien se convierte en su peor crítico.

En más de una ocasión he visto casos en el que alguien consigue un primer, segundo o tercer puesto por categoría o en la general y te dicen, he hecho pódium pero es que eramos 3,  (o dos, da igual… los que sean)

¿¿¿¡¡¡ y qué !!?????  ¿lo has hecho? ¿pues ya está? ¡te lo has ganado! ( parece que les sea más una decepción que una victoria, eso no puede ser)

Hay que ser valiente para luchar por lo que se consigue, sacrificarse, pegarse el madrugón o lo que toque, hay que sentirte orgullosa más que otra cosa porque sólo quien lo intenta o lucha por ello es quien puede salir victorioso.

Después de esta reflexión continúo con la travesía.

Para mí el reto de esta experiencia era disfrutarla porque acabarla ya sabía que lo haría, a menos que me atrapara una medusa o me comiera un tiburón (que parece que este año están de vacaciones en la Comunidad Valenciana).

Tengo que reconocer que tardé en apuntarme, no entraba en mis planes hacer una travesía en mi vida.

Me vi motivada por el resto del equipo porque muchas iban a hacerla y las que repetían me habían dicho que estaba muy bien.

Como no llevaba muchos entrenes y me da rollo lo de nadar fuera de piscina decidí hacer la de 750m, la otra sabía que hubiera sido más una penitencia, ese no era el objetivo.

La noche anterior ya tenía todo preparado, bañador y gorro Passatge de Turbo, gafas zoggs predator polarizadas y el Suunto ambit 2 S    😀

Por la mañana al despertarme para irme a la travesía me puse algo nerviosa y me dieron ganas de tirar la toalla, lo de nadar no me pega nada.

Sabía que me iría relajando y pensaba en la buena sensación con la que me quedé tras nadar en Titaguas.

Otro consuelo era pensar que no estaría mucho rato en el agua y al acabar no tendría que salir corriendo a por la bici.

Ya con toda la gente allí me relajé, y con el calor que hacía ese día las ganas de entrar al agua cuanto antes se incrementaron de manera exponencial.

Aunque el objetivo era disfrutarla sí me marqué un tiempo máximo para acabar y lo establecí en 20´ porque sabía que podía hacerlo en menos.

Después de unas risas tras la entrevista a Nuria y a mí de canal 9 nos dirigimos al lugar de salida.

Una vez en el agua y subestimándome decidí ponerme en segunda fila en la salida, cosa de la cual ahora me arrepiento.

Creo que prefiero que me pasen por encima que tener que intentar pasar yo por encima de alguien (cosa que de momento no me sale).

Una vez dieron la salida y hasta la primera boya no pude nadar de manera cómoda, no había manera de pasar a las de delante y el grupo de cabeza parecía alejarse cada vez más.

Entre golpes y algún trago de agua que casi me hizo vomitar pude deshacerme de las que entorpecían mi ritmo.

Tuve la suerte de clavar muy bien las boyas y con una natación libre (aunque con alguna cruzándose por medio de vez en cuando) me di cuenta de que no hacía más que adelantar.

Pensaba que de la cola había pasado a estar a mitad grupo.

Mi sorpresa fue encontrarme con Sofía a la salida, me sacó 4 segundos y eso ya fue un logro para mí porque pienso que ella nada bien.

Así que, o a ella le había ido mal o a mí me había salido muy bien. 😀

No sabía como había quedado, sólo sentía lo contentísima que había salido del agua y las ganas que tenía de repetir experiencia.

Incluso me puse a decir que me iba a dejar los triatlones y me iba a dedicar a eso (la euforia, jajjaa) porque me había encantado, el objetivo estaba requetecumplido.

Había disfrutado muchísimo de una prueba de la que el año pasado había huído por miedo.

Pero la gran alegría llegó después cuando vi la clasificación, Sofía Pérez en 4ª posición y yo 5ª.

Ahora toca la pregunta pertinente o “impertinente”… ¿de cuántas? jajaja.

Con una natación algo más larga de 750 y un tiempo de 17:26 quedé  5ª de 66. I´m Happy! 😀

Enhorabuena al resto del equipo y gracias por picarme a hacerlo, es de las mejores experiencias deportivas que he vivido y lo pensé ya antes de saber el resultado.  Sé que puedo dar más 😀

Aquí las que hicimos la de 750m, Fátima, Bea, Celia, Lucía, Sofía, Nuria y Yo (¿¿Mayte??? ¿¿dónde estás??

Y aquí nuestra campeona María con un tercer puesto en veteranas 1, en la distancia de 2000m, junto a Marta, Belén y Elena.

Admirable y emotiva entrada (¿eh Mari?) la de Ruperto que completó un año más a sus 91 años la travesía a nado de 2.000m.

Y también la de estas 3 mujeres de la misma familia, “las chicas de oro”, así las llamaron. 😉

Enhorabuena!!! ojalá a esa edad yo también siga dando guerra!!!

One thought on “TRAVESIA A NADO VALENCIA”

  • Minimoyy!!!
    Algo tarde por el tiempo y la hora, pero como dicen más vale tarde…

    Una vez más como me paso previo al tri de Pinedo, no puedo dormir, así que cansada de dar vueltas aquí estoy de nuevo.

    Triatlón Titaguas,
    otra experiencia y muy chuli!!! la canción es cierto, no las intimidó pero y lo bien que lo pasamos grabando el video, gracias por la camiseta muy bonito recuerdo!!!!

    Travesía Puerto Valencia,
    ¡EnHoRaBuEnA!!! me alegré mucho cuando recibí "inscrita"(me costó conseguirlo) y menos mal que terminaste feliz y contenta.

    La entrevista, una risa como no haciendo de las tuyas… 🙂

    Un besito muy grande….muackkkkk!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *