III MARCHA CICLOTURISTA DEL MEDITERRÁNEO

Hace un ratito que he llegado a casa y estoy realmente K.O.

Apenas he dormido 4h y 30´esta noche pensando en que el martes salgo de viaje de trabajo y aún tengo mucho que hacer y que además no me gusta volar.

Me apunté a esta marcha para probar algo diferente y porque pensaba que el recorrido era llano.

Pero no era así, y aunque no sean puertos “heavys”, yo no entreno mucho bici y menos subidas, me matan y siempre he huido de ellas.

Así que 106 km 600 m (según mi cuenta kilómetros), con dos puertos para mí iba a ser todo un reto, sobre todo porque nunca había hecho más de 80km en bici, y menos sin no haber parado en medio a almorzar bien para recargar.

Al final hemos participado, Lorena, Celia, Natalia, Esther, Inés y yo. (Me he acordado mucho de ti Marta E)

Mi primer objetivo (a parte de acabar entera) era intentar pillar un grupo para llegar al primer puerto.

Ahí estaba metida por en medio de la gente antes de la salida para ver si la marea me llevaba.

La salida ha sido muy rápida, y he alucinado en lo pronto que he empezado a ver gente en la cuneta cambiando ya ruedas porque habían pinchado. Buff, eso es empezar bien…

Pero los pinchazos han sido el pan del día, no pensaba que podía pinchar tanta gente en una cicloturista, estaban repartidos por toda la marcha.

He conseguido grupo bastante rato, pero en algún momento me he descolgado hasta que he podido ser rescatada.

Los chicos que me he encontrado han sido un encanto, y esa solidaridad me ha gustado muchísimo.

Del equipo iba sola, el resto había decidido ir en grupo.

De repente he oído mi nombre… ¡Patri! y cuando me he girado he visto a Lorena, ¡qué crack, parecía que venía al rescate!

Me ha gustado mucho que apretara y se viniera conmigo, mola tener compañía, pero más cuando es la de alguien de tu equipo, así que me ha hecho mucha ilusión.

Ahí estaba ella, sin calas, con su “hierro” dando el cayo.   Mi admiración.

Cuando hemos llegado a Barx, hemos pensado ¡a almozar! jejejjee, pero después de varias fotos, saludar a nuestros compis de VFERRER, apenas había cogido Lorena el bocata cuando han dicho que se reanudaba la marcha.

¿Ya?

Pues va a ser que no había almuerzo y el bocata se ha quedado allí.

En la bajada me he juntado con los de VFERRER, donde Rafa nos avisaba de los tramos más peligrosos, y es que íbamos zumbados.

Esto ha sido la parte que más he disfrutado, me encanta “fliparme” en las bajadas y después de tantos kilómetros me ha sabido a poco.

Quedaba la vuelta, que no era poco y las piernas las tenía un poco echas polvo.

Lo peor ha sido el dolor de cuello, tengo los hombros cargaditos.

Después de la bajada he pillado un grupo bastante grande.

Unos chicos me han dicho, no podemos perder este grupo, si miras atrás no hay nada.

Y es que perder el grupo me hubiera supuesto “morir”.

Esto ha sido lo más duro de la marcha cicloturista, intentar no perder los grupos a los que podía engancharme.

Ir a un ritmo que no estoy acostumbrada y durante tanto tiempo, con acelerones cuando veía que me descolgaba, con las piernas a punto de explotar…. muy duro.

La experiencia me ha gustado mucho, aunque hay gente que debería aprender a ir en grupo, algun@ me ha puesto de los nervios.

El grupo ese tan chachi al que no teníamos que perder al final, ya en Sueca, se nos ha escapado y hemos quedado 4 para aguantar el tipo como pudiéramos.

Ha salido un buen día para la marcha, aunque ha sobrado el aire, han habido tramos muy duros donde la bici no hacía más que tambalearse.

Me he esforzado mucho, he sufrido, me he diverdido y he disfrutado.

Estaba un pelín preocupada por el resto de compis, no las tenía todas conmigo de que la fueran a acabar.

Cuando llevaba ya un rato en meta con Lorena junto a Ana, Miguel, Pilar y Kati que han venido a vernos llegar y a comer, un hombre me ha dicho que había visto compis mías en grupo y que estaban de camino. Me ha hecho mucha ilusión, seguían adelante 😀

Emocionantísima la entrada en meta de Esther, Inés, Natalia y Celia (que se ha llevado el farolillo rojo,  :D)


Me ha encantado verlas llegar en grupeta, sonriendo.

Me he sentido súper orgullosa, no se han rendido, lo han conseguido, y es que como dice nuestro lema del club… TODO DEPENDE DE TI.

Enhorabuena a todas, ha sido un gran día para no olvidar. Muacka!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *