FALTABA ALGO

Llevaba tiempo pensativa y quizás algo triste… sentía que me faltaba algo, pero no sabía lo que era.

No me falta de nada, estaba cumpliendo con los entrenes, con el trabajo, con la pareja… pero no era suficiente, seguía sin sentirme “completa”, me estaba olvidando de algo o echaba en falta algo, pero por mucho que le diera vueltas a la cabeza (como la niña del exorcista) seguía sin encontrar una respuesta.

Pensé que en mi viaje de vacaciones a Francia, en un ambiente místico y relajado de desconexión con el mundo, en el monasterio de Saint Laurent en Brionnais vería la luz, pero tampoco llegó, lo cual creo que hizo empeorar un poco más el sentimiento de vacío   🙁

Me he centrado en mi objetivo, un gran reto para mí, nunca me he considerado corredora y esto me iba a suponer un gran esfuerzo, de ahí mi elección por el mismo, quería hacer algo que me costase para superarme.

No me está siendo fácil, a pesar de los entrenamientos la recuperación no la llevo muy bien.

Tendré que hacer más tiradas largas a ritmo suave, esta claro a un@s les cuesta más que a otr@s, pero esto es lo de menos porque confío en mí y sé que lo conseguiré.  😉

El pasado domingo día 7 de abril tuvo lugar el I Trail de Llombai al cual iba con una gran carga de entrenamientos y no me sentía muy preparada.

No pasada nada, éste iba a ser sólo un entrene más de la semana y el resultado la verdad no me importaba mucho.

Sabía que físicamente no lo llevaría muy bien y así fue, aunque tengo que reconocer que me sentí peor de lo que me esperaba.

Nada más dieron la salida no le perdí ojo al ritmo en el Garmin.

La gente suele salir bastante disparada y no quería contagiarme de esa euforia en la que nada más dar la salida parece que ponen el turbo en sus zapatillas que salen saltando chispas.

No quería acabar fundida antes de empezar como me pasó en Paterna, así que el tramo de asfalto por debajo de un ritmo de 5´el km no pensaba ir.

Comencé con molestias en el tobillo izquierdo, por suerte poco a poco se me fue pasando al ir calentando (es lo que tiene ser voluntaria del circuito y no tener tiempo para calentar antes de empezar, habrá que hacer algo al respecto)

Durante el tramo de asfalto del principio llevé a una chica a mi lado, ya pensaba que haría toda la carrera junto a mí, eso hubiera estado bien, pero acabé dejándola atrás al comenzar el recorrido de tierra.

No llevaría ni 2 km cuando empecé a notar que las piernas no funcionaban.

Intentaba engañarme lanzándome mensajes como:  El polen retrasa la fatiga… Patri.. estás tomando polen todos los días y llevas 2km, aún no puedes sentir cansancio, es demasiado pronto para eso.

Pero no funcionaba, engañar a mi cuerpo no fue posible, las piernas no iban y por mucho que yo tratara de autoconvencerme no hubo manera.

Sentí entonces que no era un buen día para correr, pero estaba allí, había que hacerlo aunque fuera a un ritmo más flojo al habitual.

Pensé en el 15k de Castellón, mi primero (madre mía la que me espera este fin de semana…) no quería lesionarme ni sobrecargarme más, con acabarla me conformaría y visto lo visto con eso me daría por satisfecha.

Alterné trote con algunos momentos de caminar y aún así…buff ¡no podéis imaginar lo que me costó!

Me quedaba con cara incrédula cada vez que en las bajadas miraba el ritmo, ¡¡cómo podía ser eso!!! en bajada iba más despacio que en muchos de los entrenes en llano por asfalto, sin duda eso eran más síntomas de que no era mi día.

Sentí impotencia, querer correr y sentir que no podía se me hizo muy duro, era como en los sueños en los que intentas correr y no avanzas.

Llegué a meta en 1h 07´31″, en octava posición ABF, la verdad es que me sorprendió, no estaba para quedar entre las diez primeras posiciones, así que conseguir ese resultado me hizo sentirme orgullosa, igual no lo había hecho tan mal como yo pensaba.

Me encantó el recorrido y la organización, lo único que sentí es no haberlo podido disfrutar como me hubiera gustado, corriendo como loca dando saltos, cómo tanto me gusta, etc..

Esta vez no se podía, ¿quizás el año que viene?

Cómo club el Som Passatge quedamos de nuevo primeros en grupo más numeroso recibiendo un trofeo y un jamón (¡qué ganas ya de probarlo!)

Del equipo de chicas me siento muy orgullosa, Asun de nuevo campeona, Leticia en sexta posición seguida por Bea que quedó séptima a la cual le seguí yo, octava, Nuria décima (enhorabuena, se nota la mejora), Marta posición 15, Sofía la 22, Cristina 23 y Fátima 24.    Enhorabuena a todas!!!

Sin embargo, a pesar de ser un día fantástico y con un resultado mejor al esperado seguía sintiendo que me faltaba algo.

Hasta hoy no sabía lo que era, pero al fin ha llegado a mí la respuesta que tanto anhelaba.

Tanto centrarme en correr (algo que sigue costándome y que no acaba de gustarme del todo) había olvidado algo.

¿Dónde he dejado mis verdaderas aficiones?

Puedo superarme haciendo cosas que me cuestan, eso está muy bien, pero ¿qué pasa con las que realmente me llenan y que no me cuestan?

Han pasado años desde que dejé mi gran afición por falta de tiempo, etc…me refiero a los caballos.

He tenido la suerte de quedar hoy con Ana, una amiga con la que compartí  un tiempo esta gran afición mía.

Sólo el hecho de volver a subirme encima de un caballo, (aunque sólo haya sido por 5 minutos para la foto) ha sido suficiente para darme cuenta de lo que estaba fallando en mi vida.

Un poco de paso a caballo me ha hecho sentir como si volviera a coger las riendas de mi vida.

Necesito más de esto, retomarlo en cuanto pueda, porque sí 5 minutos me han llenado tanto, ¿cuánto podrá llenarme una hora?

Siempre me he considerado una amazonas (así llaman a las mujeres jinete).

He querido buscar su significado y lo que no sabía es que viene de las mitologías clásica y griega por una antigua nación formada por mujeres guerreras.

¡¡Eso es!!! ¡¡soy una guerrera!!! como Juana de Arco, y sin saberlo, yo ya me consideraba una desde muy pequeña.

Por si fuera poco me he fijado que la palabra contiene el verbo amar, (ama-zonas)  lo que hace que me identifique completamente con esa palabra, amante de las cosas que hago y creo.

Lucharé por mis retos, añadiré otros nuevos (¡claro que sí!), pero nunca más renunciaré a mis aficiones, ellas le dan el sentido a todo y la fusión puede ser maravillosa.

Los caballos, el patinaje y los puzzles, mis tres grandes aficiones que poco a poco iré retomando y que creo que serán clave para tener una vida plena.   😀

16 thoughts on “FALTABA ALGO

  • Entiendo 100% lo que dices! te cuento, hace dos años estaba en esa situación, no sabía lo que me pasaba, corría por correr y no me sentía a gusto hasta que dije: basta ya! y decidí volver a hacer lo que siempre me ha gustado y hacía desde pequeña: ciclismo! me compré una bici de carretera y fue como volver a nacer! y fue encontrar el camino para continuar y mejorar en los demás deportes.
    En fin, sigue disfrutando de los caballos y de todo lo que te gusta, ya verás como todo cambia.
    bss
    Tania

    • Hola Tania!! Gracias!!! entonces no me estaba volviendo loca, jejeje.

      Tienes toda la razón, creo que para poder rendir mejor no se trata de entrenar más sino de estar bien con uno mismo.

      Lo demás llega solo 😀

      Un beso

  • Me alegro Pat, poco a poco.
    Todos tenemos momentos donde no sabemos donde nos encontramos, pero hay que confiar en que llegará la luz!!!! suerte tienes de haberla encontrado…

  • Hola Pato,

    Siempre te dije que todo lo tienes dentro de ti.

    Me alegro mucho de que ese interior lo encuentres, lo ames y que siempre este contigo.

    Para mi bici es mi vida, espero no bajarme de ella nunca mais, el triatlon es una excusa para sentirme fuerte encima de ella mi verdadera pasión.

    Espero que montes mucho a caballo, patines muchísimo que lo haces genial y que devores puzzles.

    Te deseo lo mejor.

    Un abrazo

  • Preciosa entrada amazonas preciosa …
    Tú eres completa por todos los lados ..
    Gracias por compartir tus secretitos que ayudan a ver la vida de una manera más positiva. ..
    Qué me falta …?pregunta clave .
    Un beso Pato

  • Muy bonito y real.
    Yo te aseguro que es más dificil compartir tus sentimientos, que poder correr una carrera en "X" tiempo. Eres una campeona!

  • A esto me referia yo en mi anterior comentario de tu ultimo post. A que a veces ciertas metas nos exigen tanta dedicacion que nos quitan tiempo para muchas otas cosas. Hay quien da la vida por una aficion y obtiene grandes resultados. Yo prefiero tener metas mas mediocres para poder dedicar tiempo a muchas cosas. Hay tantas cosas hermosas que disfrutar en la vida…
    Me alegro que hayas retomado tu aficion y te haga tan feliz.
    Desde luego eres una mujer polifacética…¿puzzles??? Pero si eres una polvorilla, no sabes estarte quieta… jajaja.. Tu aficionada a los puzzles?? Te ataran a una silla no?

    • jajajajaj, Sí… la verda es que como no suelo parar quita no me pega mucho.

      Desde pequeña me han encantado, no veas las riñas de… ¡a ver cuando quitas el puzzle de encima de la mesa del comedor….! y es que en cuanto acababa uno ya estaba empezando otro.

      Y sí tienes razón, (¡¡¡como siempre!!!), en cuanto acabe con el objetivo de este año ya me relajaré un poquito. Voy a dedicar más tiempo a todas las cosas me llenan y buscar retos que me ocupen menos tiempo. 😀

      Por cierto!! de nuevo voy al Trichallenge de Boadilla a Madrid.

      Un beso!

  • Patriiiii!!!! Lo he tenido claro desd el momento k nos conocimos eres una guerrera y de las buenas…sigue así no cambies nunk!!!
    No siempre nos encontramos igual físicamente, pero es importante seguir entrenando y compitiendo, rendirse jamás, se k nunk lo harás!!!
    Muchísimas gracias x tu comentario, cierto me encontré bastante bien, la disfrute y termine contenta.
    Me alegro enormemente k montaras d nuevo aunk fuera pokito, otro día más…;)
    Buena decisión la del trichallenge disfrútalo!!!!
    Un besazo gigante wapa!!! Muaaaaaaack's….de pequeña lating 😉

    • Muchas gracias por lo de guerrera, aunque siempre me dices que soy una llorica… jajajja.

      Me alegro de que te encontraras tan bien, eso es resultado de los entrenes… bueno.. y de la compañía, claro…

      Yo también me alegré mucho de poder subierme de nuevo encima de un caballo, y más un caballo como ese, precioso.

      El Trichallenge me hace ilusión, seguramente voy a llevar una buena bici, jejeje. Gracias por ofrecérmela de nuevo para la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *