TRIWHITE BENIDORM

Cuando parece que vas a hacer de nuevo otro Triatlón Sprint y que su crónica sólo será una más donde no podrás aportar nada diferente es cuando entonces vives (para bien o para mal) una nueva experiencia que te soprenderá a ti mismo.

Domingo 6 de Octubre Triatlón de Benidorm del Triwhite Cup, con este triatlón cerraría la temporada de triatlones de 2013.

Me da algo de vergüenza reconocer lo que me pasó, no es algo que me pegue mucho, pero nunca había pasado tanto miedo.

Me alegro de que cambiara de opinión al final, ya que pasé de querer haber acabado la temporada de tris con el olímpico de Valencia a querer hacerlo con el olímpico de Benidorm para quitarme la espinita.

Sin embargo, después de haber hecho las gestiones me quedé en distancia Sprint, fue Nuria la que me lió a ir a éste triatlón en el cual hacía dos años yo había debutado en esa distancia, y ella haría la misma.

Al Olímpico irían María, Elena y Marta, que debutaría en esa distancia.
En el Sprint mis compis, Sofía, Nuria, Inma, Belén, Betty, Nacho y yo.
 

El día empezó bastante mal, las boyas mal puestas tuvieron que ser cambiadas en el último momento, y no sabemos si por la policía que debía cortar el tráfico o por qué, la salida del triatlón Olímpico que debía haber sido a las 8 de la mañana se retrasó aproximadamente una hora diez minutos.

Varias personas que habían entrado a calentar habían salido con picaduras de medusas, esto empezó a ponerme muy nerviosa.

Desde Valencia no había nadado ni había tocado la bici, una lesión en el hombro por una caída de hacía ya 3 meses me mantuvo al margen de entrenar esas disciplinas e iba ya algo preocupada por el sector de la natación como para sumarle el tema de las medusas.

Estaba bastante nerviosa ya antes de empezar, cosa que no es muy normal, lo cual me inquietó más.

Me ardía la cara, las orejas.. no quería entrar al agua.  :S

Una vez en la cámara de llamadas y aún nerviosa se me acercó Belén y tuvimos una pequeña conversación que fue algo así….

B: Yo hago la natación contigo.

P: Tú nadas mejor que yo, me voy a quedar atrás.

Ella respondió: No mucho, además mejor lo hacemos juntas.

Yo le dije: Vale lo intentamos, si es posible por mí mejor.

Dieron el bocinazo y empezamos a nadar.

Nuria iba al otro lado de Belén (a su izquierda) y yo a su derecha, íbamos las tres bastante juntas.

El ir las tres me dio seguridad.
El agua estaba cristalina y bajo el agua se veía perfectamente lo que teníamos alrededor, en este caso yo veía el mono de triatlón de Belén a mi lado.

La claridad del agua daba tranquilidad ya que de haber alguna medusa sería fácilmente esquivable.
El agua estaba bastante movida, pero parecía que todo iba más o menos bien a pesar de eso.

Bajo nosotras una arena blanca espectacular, ¡pero qué pasada de vistas!

Entonces sucedió algo con lo que no contaba…

Desapareció esa arena blanca y pasamos en un segundo del día a la noche…todo se volvió negro, muy negro…   :O

Mi cuerpo se paralizó de repente y mi respiración se aceleró.
No podía avanzar, mi cuerpo se negaba a cruzar por encima de ese fondo de algas negras.

Sufrí un ataque de ansiedad muy fuerte, era incapaz de seguir y no hacía más que respirar muy acelerada, sentía que me faltaba el aire.

Belén me vio y se paró avisando a Nuria.
Intentó tranquilizarme, pero no podía, quería retirarme y salir de allí.

Con Belén a mi lado intenté avanzar un poco, pero al meter la cabeza de nuevo bajo el agua y ver todo el fondo, ser consciente de la altura me entró vértigo y continué como pude.

Volví a  detenerme, no podía respirar, quería llorar.

¿Pero qué me estaba pasando? Patri!!! es un ataque de ansiedad, contrólalo, no pasa nada!!!! me dije a mí misma.

No podía permitir que mi cuerpo dominara mi cabeza, ésta no hacía más que decirme que siguiera, que me relajara, pero mi cuerpo no le hacía ni caso, obedecía al miedo en vez de al cerebro.

El miedo apoderado de mi cuerpo, una sensación horrible y de impotencia que nunca había experimentado al menos de esa manera.

Las aguas tan cristalinas me permitían ver un fondo en alta definición que más que beneficiarme me perjudicó al ser más consciente de la inmensidad del mar que me rodeaba.

Fue una dura batalla entre cuerpo y mente que superé gracias a mis compañeras que me dieron la confianza de poder ir avanzando aunque fuera muy poco a poco.

Me peleé con el agua, ésta pretendía ganarnos a todas la batalla, estaba peleona, resacosa…

Fue una natación muy complicada y no fue sólo por la ansiedad.

Constantemente el agua me pegaba en la cara y respirar por el lado derecho cuando las olas venían de esa dirección no me lo puso fácil. En ese momento envidié a Sofía, sabía que habría cambiado su lado de respiración y lo estaría haciendo por el izquierdo. Voy a tener que entrenarlo. 😛

Perdí de vista a Belén y Nuria tras la última boya.

Ellas se desviaron hacia la izquierda, yo intenté mantener la línea recta ahora que ya estaba más relajada.

Me quedé sola, y aunque más tranquila seguí algo nerviosa.

Entonces de repente por detrás comenzaron a golpearme en las piernas, sentí mucha rabia porque estaban consiguiendo volver a alterarme con lo que me había costado tranquilizarme.
Pude controlar las ganas de no decirle cuatro cosas a la responsable, y es que cuando estás de los nervios eres capaz de hacer o decir cualquier cosa.

Aceleré por salir de los golpes y ya al final me reencontré con Nuria que para celebrarlo me dio una buena patada en el hombro izquierdo. jajajja.

Al fin salí del agua, y aunque no me vi, seguro que con la cara desencajada, había estado al borde de un ataque de pánico.
A diferencia de otros triatlones me dirigí al box con tranquilidad pero sin pausa intentando asimilar lo que me acababa de pasar.

Una vez en el box creo que hice una buena transición, y aunque a Nuria la llevaba a escasos metros cuando crucé la línea de transición no la pude alcanzar para hacer la bici juntas.

No llevé muy bien la subida del hotel In Tempo la cual subiríamos 4 veces las del Sprint.

No sólo se me dan mal las subidas en las carreras de montaña, como veis también en la bici, soy un desastre en ambas. jajaja

Se me pasó bastante rápido el sector de ciclismo, sobre todo el tramo que hacíamos al lado del paseo, ahí no soplaba viento y se podía alcanzar gran velocidad a pesar de los badenes.

Peligrosa solo vi la zona de la bajada a ese tramo, tenía bastante pendiente y el asfalto no estaba muy bien, por lo demás era un recorrido que no decía mucho.

Me gustó muchísimo más el de hace dos años que trascurría por la zona de las rotondas a Terra Mítica, a ver si pueden volver a ponerlo para próximos años.

Llegó la T2, tocaba bajarse de la bici y empezar a correr.

Seguía un poco rara por lo sucedido en el agua, no me sentía al 100% y notaba un desgaste físico que no se justificaba con el esfuerzo que había realizado.

Comencé a correr saliendo del área de transición casi a la vez que Sofía, pero no tardó en ir desapareciendo poco a poco. Allí nuestras compis del Olímpico animándonos.

Intenté mantener un ritmo constante en carrera, pero poco a poco fue en degresión, sobre todo cuando vi la subida que nos esperaba después de llegar al final del paseo !!vaya tela!!

Me crucé con Nacho y después con Betty, iba bastante por delante del resto del equipo. ¡¡qué máquina ésta Sub 23 :P!!!

Le seguía Nuria, Sofía, después ibamos yo, Belén e Inma.

En la segunda vuelta me adelantó una chica en la subida, pero me prometí que yo llegaría antes a meta, una vez en llano apreté para recuperar y lo conseguí aunque cerca de meta.

El gran último esfuerzo fue el Sprint final a meta para quitarme de en medio a un chico que podría irrumpir mi gran salto en la llegada, jejejje.

A tope fui corriendo hacia mis compañeras que me esperaban tras el arco de meta con los brazos abiertos.

Fue maravilloso, sólo quería abrazarlas y a poder ser soltar la bola de lágrimas que llevaba dentro por lo sucedido en el mar, pero esas lágrimas se hicieron esperar y no llegaron hasta el día siguiente.

Una vez acabaron Belén e Inma sólo podíamos celebrar la gran victoria de nuestras Olímpicas, Campeonas por club en el Triwhite y el pódium de nuestra campeonísima Inma que quedó segunda en Veteranas 2, por debajo de otra gran persona, Lola de Poblats Maritims 😀

 

Posición 28 ABF con un tiempo de 1h 33´44″

Enhorabuena a tod@s y de nuevo mil gracias por todo el apoyo que recibí durante el Triatlón.

Belén, me aportaste algo que no esperaba y conseguiste que pudiera seguir adelante. GRACIAS

6 thoughts on “TRIWHITE BENIDORM

  • Minimoy!!
    No tengas vergüenza por nada, hace unos días estuve con una triatleta muy buena que conoces, y hablando de todo un poco, salio el tema y me comentó que a ella tambien le ha pasado e alguna ocasión, piensa que sólo le pasa a quien lo intenta, el año próximo mejor 😉

    Super contenta de poder liarte para que lo hicieras, sin ti no hubiera sido lo mismo, ya lo sabes…

    Cierto que no te había visto nunca así de nerviosa me alarmó pero pensé que te tranquilizarías, me equivoqué, cuando ya empezabamos a tirar me avisa Belen, que me espere y frene que estás mal, me asustó verte la cara y nade a braza para que me vieras en todo momento, pense que ya se te había pasado y cierto que hacía la última boya me desvié siguiendo a dos chicas que me hicieron pasar un mal rato, decidí quitarmelas de encima y modifique el rumbo encontrandote de nuevo, que suerte oí yeeee bien minimoy, siento la patada, fue evitando que me pegaran a mi, lo siento.

    Cierto que salimos casi juntas pero ya fuera del agua, me acorde de lo que me habias dicho de que a por todas, y yo con el pie mal sabía que no sería posible,debía intentarlo, me sentí fatal en la T1 y me vine un poco abajo, pero una vez en la bici disfrute, es lo que más me gusta junto a la T2.

    Tuve la misma sensación en la carrera que tú, además de que no puse en marcha ni el pulsómetro, no quería forzar el pie malo y corrí como pude, hasta llegar a la subida, donde me dio la risa…

    Totalmente satisfecha con el resultado después de mucho tiempo sin hacer nada, el próximo ya veras como mejor.

    Por supuesto que estabamos esperandote y me suena raro decirlo, pero es la primera vez que te espero en meta, que sensación tan rara, pero allí estaba esperandote con los brazos abiertos, así estaré siempre.

    Millones de besitos, te quiero mucho guapaaaa!!!!

    Gracias a ti.

    Minimoya!!!!

    • Minimoya!!! qué Triatlón para olvidar por mi parte y a la vez tan increible para no olvidar por muchos otros motivos.

      Me sentí súper orgullosa de ti por todo en general y más por tu resultado donde la bici te favoreció gracias a tu capacidad sobre ella.

      Felicidades, yo también te quiero 😀

  • Conozco esa sensacion que tuviste en el agua. Se llama panico. Es cuando el miedo o la ansiedad de repente se nos cuela por una rendija que no esperabamos y nos inunda sin aviso, y nos ahoga, y es bien dificil sacar ese veneno de encima y volver al ritmo y las sensaciones normales.
    Pero fuiste muy valiente por terminar la prueba. Y mas aun por contarnoslo sin dobleces y mirar las cosas con sinceridad cara a cara.
    Te acuerdas el post que escribiste dando una definicion de cada una de tus amigas? Yo diria de ti TENAZ. Y esa tenacidad te volvera a llevar a luchar y a disfrutar del mar y de los triatlones. Estoy segura.
    El miedo no es mas que un sistema de alarma. Y el tuyo se disparó como esos coches tan sensibles que en cuanto les rozas el capot se ponen a pitar. Ese dia por la razon que fuera tenias la sensibilidad a flor de piel y bastó un detalle cualquiera para que se disparara. Ahora tienes que bajar esos niveles razonando lo que te da miedo y enfrenandolo poco a poco hasta superarlo. No dudo ni un segundo que lo conseguiras. Como todo lo que te propones.
    Animo y a descansar y cuidarte que la ansiedad siempre va acompañada de un desgaste fisico, es una voz de alarma de nuestro organismo porque no puede mas con algo.
    bss calamar :p

    • Helen, como siempre tus comentarios no me dejan indiferente y has conseguido emocionarme.

      Gracias por tu calificativo hacia a mí, jamás me hubiera descrito así 🙂

      Espero que tú vayas genial con tus retos, etc.. ya me informarás y por favor!!! si bajas a Valencia avísame.

      P.D: ¿qué vas disparando alarmas de los coches por ahí? 😛 jejeje

  • Patri!!!!! No tienes que darme las gracias de nada!! Ese día conseguiste superar ese miedo al agua y está muy bien. Tú eres siempre quién tiene la última palabra, y ese día decidiste terminar, así que eso demuestra que eres muy fuerte!!

    Realmente no me había encontrado nunca en una situación así. Te veía agobiada y asustada. Creo que tu misma describes arriba muy bien tu situación. Te llevaba a mi derecha y cada vez que sacaba la cabeza para respirar te veía la cara e ibas a peor!!! Te grité varias veces para que te tranquilizaras, pero no se si lo escuchaste porque había mucho oleaje.

    Tengo que reconocer que ese día tenía “un poquito” de miedo. Normalmente tengo nervios, pero no miedo. Había mucha corriente en el agua, y que a última hora me cambiaran el recorrido del agua no me ayudo mucho. Pero una vez ya dentro del agua me desapareció el miedo. El agua es uno de los medios en que más cómoda estoy.

    Patri, ese día decidí hacer el tramo de natación contigo, y tampoco fue tan mal no? Como dice una frase que leí hace poquito “Si caminas solo llegaras mas rápido, si caminas acompañado llegarás mas lejos”

    Este día no quede muy contenta con mi resultado, pero era de esperar tras dos semanas de parón por una contractura en el cuadriceps. Iba con miedo de hacerme daño en la pierna. Pero pasé un fin de semana fantástico junto a todo el equipo!!!

    Un besote

    • Muchísimas gracias Belén por tu comentario y sobretodo por tu ayuda a superar el miedo, o simplemente a ayudarme en que no me quedara del todo paralizada en el agua.

      Me encantó que fueras tú el apoyo porque para mí fue algo inesperado y sorprendente que valoro muchísimo ya que no tenías por qué hacerlo.

      Mil gracias de nuevo y ahora a por 2014!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *