TRIATLÓN DE PINEDO

El 6 de mayo fue el triatlón de Pinedo, mi primer triatlón del año, segundo sprint de mi vida y tercero en total, el cual compartí con varias de las chicas del equipo, Fátima, Marina y Leticia.

Majo estaba apuntada pero no iba a poder hacerlo porque había sufrido una caída en bici y tenía las heridas bastante mal e infectadas.

En la foto sólo se ve una parte, por arriba se ve que lo llevaba incluso peor, recupérate pronto y deja de caerte!!

Antes de empezar con el Triatlón de Pinedo, contaré cuales fueron mis últimos entrenes a 5 días vista de la prueba.

En mi anterior post conté que había ido a nadar al mar, y que había ido dos días a la piscina a nadar.

Desde hacía dos semanas que no había ido a correr, así que decidí quedarme el viernes a mediodía a correr en la cinta que tenemos en Passatge y hacer 30 minutillos a ritmo muuuuy suave para recordarle a mis piernas lo que era moverse un poco y así las activaba un poco, no quería que se llevaran el  susto el domingo. jeje

El jueves había ido a nadar, había pensado en hacer 750 metros seguidos, se lo comenté a Fátima y me dijo que no, que repitiera lo del entrene anterior , solo que esta vez los 4*50 los tenía que hacer fuertes.

Así que el entrene fue el siguiente: 4*25 crol, 8*25 tec crol, 4*100 mts /1′ , ritmo medio, 4*50/ 1′ a ritmo fuerte y 200 muy suaves.

Salí del entrene muy contenta y como la otra vez volví a meterme al jacuzzi para acabar de relajarme.

Llegó el sábado, qué nervios!!! tenía ya la cabeza en el triatlón y no conseguía centrarme mucho.
No tenía otro par de gafas (cosa recomendable para cuando vas a hacer un triatlón) para llevarme, así que decidí comprarme las zoogs predator polarizadas que sabía que me vendrían muy bien para evitar los reflejos del agua y poder ver mejor en el sector de la natación.

La comida del sábado, día de antes del triatlón… Lasaña Boloñesa del mercadona, no estaba muy allá…

Preparándome el material de la natación revisé el neopreno porque había notado que me entraba más agua de lo normal, y efectivamente tenía un agujero considerable.

El día antes del triatlón mi neopreno pasando por el taller de reparación, jajajja, todo a última hora!! mil gracias Vicent!!!

Llegó el sábado por la tarde, que guay, sólo trabajaría una hora y después la tenía libre.
A las 18 h había quedado para ir a recoger el dorsal con la gente del equipo y de paso echaríamos un vistazo a ver como estaba todo por allí.

 

Después de recoger dorsal, gorro, camiseta… nos acercamos a ver dónde se haría la entrada al agua y por dónde se haría la salida para ir al box.

El mar estaba en completa calma, era una balsa y esperábamos tener suerte y que al día siguiente pudiéramos disfrutarlo así.

Comenzaba a hacerse tarde y aún no me había preparado todas las cosas, tenía la mitad en el piso donde estoy de alquiler y la otra mitad en casa de mis padres, donde iba a pasar la noche para poder descansar mejor.

Antes de irme a casa fui a cenar a un Mac, sí, habéis oído bien, un Mac Donalds. Fantástico menú de cuarto de libra, jajjajajjaa, que guarra!!  pero no fui la única gorrina, la otra ya sabe quién es… se dice el pecado pero no el pecador, jajaja.

Llegué a casa y acabé de prepararme todo. 

Material

Mono de triatlón

Para la natación: 2 pares de gafas, un gorro, neopreno, toallita para secarme los pies y un gel para antes de empezar con doble de cafeina.

Para ciclismo: Reloj, la bici, el casco, repuesto de cámara, palanquetas, hinchador, las zapatillas con las calas, gel con cafeina y otro gel para justo antes de bajar de la bici, dos bidones con bebida isotónica, portadorsal, calcetines compressport, gafas de sol y las perneras de sural azules que me las quería poner porque Eva C las tenía iguales y quería que viera que me las había puesto. (era por tener un guiño con ella, sabía que ponérmelas me restaría tiempo en la transición pero quería hacerlo).

Para la carrera a pie: Las zapatillas de correr.

Metí los bidones en el congelador para el día siguiente y me dejé una nota en la mesa para recordármelo.
Puse a cargar todas las cámaras de fotos y me fui a la cama.

No quería haberme acostado tarde ese día, pero entre pitos y flautas como siempre me fui a la cama más tarde de lo que quería, a las 12:30h.

A las 5:30 me sonó el despertador y ya a las 5: 49 ya me decidí a levantarme, a las 07:45 habíamos quedado en boxes. A las 08:45 se cerraría la entrada a ellos.


Una vez allí poco a poco los nervios se irían acentuando, hasta se me cayó la bici al suelo antes del control de material en boxes.

Le adjudiqué la cámara de fotos para hacer videos a Sil y la otra cámara de fotos se la di a Patricia Vizcaino. 😀

Pasamos el control de material y apareció el compi David dando un salto de alegría. Guapo!!! que bien te quedan las Nimbus 13 en fosfi!!! 🙂 ¿quién te las habrá vendido? jajajaja.

Nos dirigimos a preparar el material en el box, todas las de Nosotras Passatge estábamos juntitas, que guay 🙂

Empiezo a colocarlo todo cuando me doy cuenta de que me falta algo, ¿dónde está la barrita de ND3 solid?  bueno.. pues se me habrá olvidado en casa..

Salimos del box y nos vamos a ver la salida de los chicos que comenzaban el triatlón a las 9:00, nosotras lo haríamos a las 09:40 h y la salida de no federados sería a las 10:10.

Comienza la fiesta!!
Una vez sale nuestro compi vamos las chicas a prepararnos, tenemos que pasar por el baño antes de ponernos el neopreno, jajajja.y después al guardarropía.

Pero que ganas más increibles de empezar 😀 !!
Queda media hora para empezar, es hora de tomarme el gel de nutrixxion force para ponerme un poquito más nerviosa, jajja.

Nos hemos puesto todas el neopreno, hemos dejado las cosas en el guardarropía y nos vamos a ir al agua a calentar cuando de repente pienso: Ostras!!!! que no me he fijado dónde tengo la bici en el box!!!! me voy como una loca corriendo descalza al box (que daño!!) y me fijo dónde está mi bici y porque pasillo debo entrar.  Ufff!!! menos mal!! ya lo tengo claro!! me voy a calentar.

Fue llegar al agua, meterme entera, no dar ni una brazada y que los jueces tocaran el silbato para que fueramos a colocarnos en el lugar de salida.  Qué fuerte!! no he calentado!!  lo único que había podido hacer era comprobar que el agua no estaba tan fría. 🙂

Saliendo del agua un fotografo que había allí se pone a dispararme fotos a saco, jajaja. entonces me dice: ¿eres Patricia? le digo que sí, y  me dice: soy de la Revista Free.   Le dije: Ah vale. jejeje.

Sabía que iban a estar por allí, habían estado en la tienda esa semana para que les enseñara novedades de material de triatlón y me dijeron que me harían alguna foto.  Yo sólo les dije, si me hacéis fotos que no sea corriendo que doy pena, que me buscaran en las transiciones o en la bici, pero que corriendo no por favor que soy lo peor. jajajja.

Antes de dar la salida, empiezo a decirle a Leticia que no estamos bien colocadas, que estamos muy a la esquina, que nos cambiemos de lado. Pero ella no me hace caso y me dice que me calle que no la ponga nerviosa y que si yo quiero que me cambie pero que ella se queda ahí.

En la natación iba a intentar seguir a Leticia que a su vez ella iba a seguir a Marina, así que decidí que no me movía de donde estaba.

Triatltetas a sus puestos!! Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!
No salí muy fuerte, después de Benidorm ya sabía que no me servía para nada.
Comenzamos a nadar y tengo localizada a Leticia, pienso que podré seguirla, pero… yo que voy mirando la boya que veo con total claridad con las súper zoogs polarizadas caigo en un momento de que estoy mirando la boya equivocada. Miré hacia mi izquierda y me vi todo el pelotón y Leticia ya había desaparecido de mi lado, snif snif..

Comencé a nadar en la dirección correcta pero ya me había quedado atrás.
Me tomé la natación con mucha calma, sin forzarme e iba practicando la técnica que me había enseñado Fátima para intentar avanzar más deprisa e iba buscando las sensaciones de las que me habla siempre.

El agua estaba limpia, cosa que me sorprendió porque una de las cosas que me paraba ir al tri de Pinedo era nadar en sus aguas que las recordaba asquerosas.

Veía el fondo, pero intentaba llevar la mirada hacia adelante. No estaba sola, habían algunas chicas cerca, pero ninguna conocida, a Fátima, Marina y Leticia las había perdido hacía mucho.

El agua estaba plana y nadar se hacía muy fácil, pero aún así se me estaba haciendo muy largo llegar a la primera boya.

Yendo hacia ella pensé, que bien, no hay ningún bicho en el agua, ni medusas, ni nada de nada, iba a ser una natación sin sobresaltos cuando vi una cosa blanca y pensé no!! medusa!! y después del susto y mirar mejor vi que era el saco que hacía de peso para aguantar la boya. jajajja, qué tonta!

Continué nadando, estaba un poco cansada, me empezó a doler mucho el cuello y necesitaba respirar, ale.. traguito de agua.. voy a seguir…
Llegar a la segunda boya no se me hizo tan pesado aunque sí largo y el dolor de cuello no se me iba.

Una vez la giré pensé: ya no queda nada, no te desvies y a por la bici que tienes que pillar a Leticia y a Marina. No digo pillar a Fátima porque eso era impensable e imposible. jajaja.

Voy nadando y veo en la piragua a Marta, la saludo con la mano, Marta!!! (que poco en serio me lo estaba tomando, jajaja) ni que me fuera a arrastrar…

Al poco del saludo, tuve el peor trago de agua de toda la parte de la natación y empezaron a entrarme arcadas para vomitar, que mal lo pasé.  Una vez ya hidratada con sales seguí nadando y eché de menos esas olas de Benidorm que te ayudaban a llegar más rápido a la orilla.

Al fin pie a tierra con las rodillas aún cubiertas de agua.  Voy intentando desabrocharme el neopreno y no sé si era por tener las manos frías, pero no acertaba al desabrocharlo.

Cuando ya lo consigo e intento sacar los brazos del neopreno se convierte en una pequeña batalla, jolin!!! y eso que me lo había recortado!!!

Consigo sacar los brazos y llego al box para quitarme todo y veo como se alejan Leticia y Marina que ya van a empezar la parte de la bici.

Pienso que no las llevo tan lejos y si hago una transición rápida las puedo alcanzar.

Comienza la segunda batalla, ponerme las perneras y los calcetines, a punto estuve de desistir de ponerlos, con las piernas húmedas y pegajosas del agua no había manera humana de ponerse eso.

Iba a no ponérmelas cuando dije: Va! póntelas que seguro que viene Eva y tiene que vértelas puestas que le hará ilu.

Así que aún costándome un precioso tiempo en la transición decidí que me las ponía. Eso sí, es la última vez que lo hago.jajjaja.

Salí disparada a subirme a la bici, tanto que ni me puse el reloj, de todas formas no era algo imprescindible y me dio igual.

Linea de transición, y arriba!!! consigo subirme rápido a la bici aunque no me apoyé muy bien en el pedal y pensé que había estado al borde de caerme.

Ahora había que meterle caña a la bici, había salido tarde del agua y había perdido mucho tiempo, tenía que recuperarlo.

En una de las rotondas me encontré a María Medina que estaba de
voluntaria y me animó mucho en cada vuelta, muchas gracias María, ojalá
todos los voluntarios fueran igual, ayuda mucho que te animen cuando estás sufriendo
el desgaste que supone la competición.

Me encuentro de frente con Leticia y Marina que estaban haciendo la bici juntas, jo…me sacaban bastante.

En una de las rotondas se cayeron con la moto y yo pasé entre la rotonda, el chico y la moto tumbada, no me lo tragué de puro milagro.

Tenía que encontrar un grupo para ponerme a rueda pero nada, ni un grupito a la vista.
Me adelantó una chica que había salido casi a la vez conmigo en la T1 y me puse a rueda de ella.

Poco me duró el ir a rueda de la chica esa, debió de cansarse de que le chupara rueda y deceleró. Yo no me lo podía permitir así que me puse delante y ¿podéis imaginar lo que pasó no? que ahí la tenía chupando mi rueda, snif snif!!!!!

Intenté quemarla un poquito aprovechando que en las rotondas  soy agresiva y la dejaba atrás, pero no funcionó del todo cuando después pillábamos la recta. 🙁

En uno de los tramos me encontraba con los ánimos de las Evas, de Patricia, de Sil y de Arturo que también estaba haciendo unas magníficas fotos 🙂

Iba acortando distancia en cada vuelta, pero la bici se me hizo muy dura al no conseguir hacer drafting y por el aire, no estoy acostumbrada.

Me volvió a adelantar la chica chupa-rueda y pensé, pasa pasa…que ahora te la chupo yo a ti… jajajaj, y nada! que se confundió y se salió en la tercera vuelta.

Le grité!!! que te falta una!!!! pero ni caso..así que ala, a comerme otra vez sola la última vuelta…

Llegué a la zona de transición bastante rápido, creía que me pasaría la linea y me penalizarían, pero me bajé a tiempo y a toda pastilla, tanto que la bici iba más deprisa que yo y casi me la di, tuve que pegar unas buenas zanzadas haciendo la curva para entrar al box para no irme de morros.

Llegó la T2 esta la haría mejor que la T1.
Me encuentro con Leticia en el box y le digo: ¿Qué haces aún aquí? me dice: nada, fatal (y es que le habían sacado tarjeta amarilla por desabrocharse el casco antes de colgar la bici)
Cuando voy a colgar mi bici me doy cuenta de que ese sitio no era, jajjaa.

La dejo en mi sitio, me cambio las zapatillas (ahí estaba el fotógrafo de la revista free acribillándome, jejje, parecía importante y todo, jajja).

Cuando me puse la zapatilla derecha e iba a salir corriendo noté que había algo que me molesta dentro,… no puede ser… me la quito y sí…si que podía ser… la barrita de ND3 que no encontraba.. es que estoy muy tonta, jajjajaja.

Me la pongo y salgo en busca de Marina y Leticia que las llevaba a escasos metros.

Tengo las piernas como piedras y tengo la sensación de no avanzar, como me duelen…

Alcanzo a Marina y voy un poquillo con ella, las dos vamos que no tiramos y mientras por delante se ve a Leticia como va sacando distancia, qué tia!! que fuerte está!

Sólo quería que mis piernas dejasen de estar como piedras para poder correr mejor y no había manera.

Voy con la sensación de ir corriendo a un ritmo de 7 u 8 minutos el kilómetro. Me viene a la cabeza la carrera de la mujer, en cuando íbamos a 9 porque de tanta gente no se podía correr, pero aquí no había nadie, estaba sola.

En la primera vuelta escuchaba los ánimos, venga Pato!!! tenía tan pocas fuerzas que no debieron escuchar el pequeño graznido (cuacu cuac) que les dediqué..

Sil me anima a pillar a Leticia pero le digo que no quiero pillarla, no estaba a mi alcance por cerca que le pareciera a ella.

Y es que ella es mejor que yo, más fuerte física y psicológicamente, es una campeona con un gran potencial que una vez más me lo estaba demostrando. Leticia, ya sabes que te admiro y quiero mucho.

Siguiendo con la carrera…

Más adelante había un sitio por donde se pasaba que estaba “oculto” del paseo, allí aproveché para pararme un segundo porque nadie me veía, no habían cámaras… entonces..respiré profundamente solté el aire y dije ahora Patri sigue.

Así fue, ya no volví a pararme (y eso que volví a pasar por el escondite secreto en la segunda vuelta..jajaja), me crucé con Leticia, nos chocamos la mano, después me crucé yo con Marina y también nos chocamos la mano, ya se estaba acabando el triatlón.

En la segunda vuelta, en el avituallamiento me encuentré con Marta, la
chica de la piragüa, que me dijo: Agua para los patos. jejejje. Me sacó
una gran sonrisa, cojí el agua y me la eché toda por encima de la
cabeza. 

En la parte del paseo del carril bici se corría bien, pero cuando se corría por la parte de las piedras era incómodo y con el cansancio que llevaba encima tenía miedo de poder torcerme un tobillo.

El recorrido perféctamente delimitado por conos evitando que se cruzara la gente del paseo, enhorabuena a la organización, me gustó mucho.

Última vuelta y siguen animando al pato que va diciendo que ya va desplumado, ajjaja, y es que no podía más.

Veía la meta, me estaba reservando mis últimas fuerzas para el clásico, mi sprint final. 😀

Ya llego, a tope!!!!! rodillas bien altas y talones al culo (como se debe correr!!!)


Abrazos de mis compis y a comentar la prueba 🙂
Todas muy contentas con nuestros resultados.

Mi tiempo os lo dejo resumido en una imagen 🙂

Fátima, segunda de su categoría, y 11 de la general, eso es una PASADA!!!! Enhorabuena “entrenadora”!!! eres una bestia negra 😀

Enhorabuena a todas porque somos las mejores!! y enhorabuena también a David que también acabó muy contento con su tiempo. Guapo!!! ya sabes que eres nuestro chico favorito!!!  muacka!!!!

Os dejo el video para que lo disfrutéis, está muy chulo y podéis ver como Leticia atropella al juez en la T1.
Lo siento, tenía que decirlo, es que es muy gracioso… jajajjajaja.

 

Después a casa  a comer que era el día de la madre.
Mamá te queremos mucho.

Tarta hecha por Sandra Colomer, eres la mejor, muchas gracias, le encantó!!

Próximo reto: Trail de Gandia , 16 km.  (20 de mayo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *