TRIATLÓN DE CANET

Llegó el día, 3 (bonito número) de Junio, Triatlón de Canet donde pondría a prueba mis fuerzas y vería que podría pasar si me exigía más de lo normal en un triatlón, haciendo un esfuerzo de quitarme el miedo de siempre a no acabar.

Una buena ensalada de pasta para cenar, al fin algo decente antes de competir!!!

Sábado noche…a la 1:30 apagaba la luz y cerraba los ojos, para abrirlos en tan solo 4 horas, lo mejor de todo es que no me había preparado las cosas para el día siguiente a excepción del portabicis que lo había dejado ya puesto en el coche por la mañana.

Cuando sonó el despertador estaba de los nervios, esa noche había tenido una pesadilla con el tri en el que me ponía a hacerlo en plan pachanguero y no me esforzaba lo más mínimo, justo todo lo contrario de lo que tenía que hacer.

Me preparé todas las cosas mientras escuchaba música que me motivara (la que ganó eurovisión… jajajjaj), me tomé un vaso de leche con nesquick de medio litro y me puse camino a Canet.

En el trayecto en coche una barrita de Vitargo para tener algo más sólido en el estómago que no pude terminármela de lo removido que tenía el estómago por los nervios.

El pronóstico daba lluvias, y aunque no llovía cuando iba hacia allí, el cielo estaba nublado y las carreteras y calles estaban mojadas… menudo peligro para hacer la bici..

Eran las 06:55 cuando llegué al parking, apenas había gente aparacada allí.

Unos vecinos de coche estaban hinchándose las ruedas, las mías estaban bastante flojas y les pedí que me las hincharan, generosamente lo hicieron y me comentaron que era el primer triatlón que hacían y que de bici no sabían mucho. Les recomendé que no hincharan mucho las ruedas porque con el suelo mojado patinarían más.

Al poquito apareció Javi, que iba a venir a ver el triatlón, muchas gracias!! desde las 7:15 ya estaba allí y eso que empezábamos a las 8:30 h es de agradecer.

Adjudicada la cámara de fotos a Javi!! así que gracias a él tengo las imágenes para el blog.

Nada más llegar a la Plaza de los Pescadores donde daban los dorsales, recogí la bolsa con todo, lo coloqué e inmediatamente después a la cola del alquiler de chip y a notificar una  incidencia.

Estaba en categoría absoluta masculina y claro.. que yo sepa al menos de momento sigo siendo de la femenina, jajjaa.

¿Qué supuso estar puesta en esa categoría? pensaréis que nada, que me lo cambiarían y ya está ¿no? pues no, aunque informáticamente hicieran el cambio, por el número de dorsal me encontraría rodeada de hombres en el box. Así que allí estaba yo dejando las cosas en el box y flanqueada por dos chicos, uno de ellos el de Bicicletas Belga. 🙂

Vale, ya tengo todo preparado en el box y pensé, como los chicos salen antes cuando vaya a por mi bici la encontraré antes porque no habrá ninguna más, jejeje, pero daba igual, aunque la tuviera en el box de chicas tampoco hubiera tenido mucho problema en encontrarla…. es lo que tiene salir de las últimas del agua. 🙁

Tenía todo preparado, ya he visto a mis compis Marina y Carmen que habían dejado rato antes las cosas en el box, y “la entrenadora” (voy a tener que dejar de poner ya las comillas..), Fátima!! y Ana que venían a ver el triatlón.

Estaba lista, llevo el pulsómetro, el neopreno (que menudo uñazo le metí poniéndomelo) y estoy mentalizada para hacer “los deberes”.

Antes de calentar en el agua un consejo, no ir a tope desde el principio, hacerlo de una manera progresiva y dejarme lo mejor para la última boya a la orilla. Y en la bici, olvidarme de ir a tope porque el suelo estaba mojado y era peligroso, cuidado con las líneas blancas.

Entré a calentar al agua, esta vez con tiempo, no como en Pinedo.

Me pongo a nadar.. qué agua más turbia.. está un poco movida, pero no son las olas, se nota que hay resaca. Me da a mí que no iba a ser fácil..

Me veo a uno haciendo el muerto.. me gusta y decido hacer lo mismo a ver si eso me relaja y me hago amiga del mar.. que guay.. floto.. estoy muerta… ah no!!… eso sería más tarde… jajjaja

Braceo un poquillo más y para fuera que van a dar la primera salida.

Entre las chicas me encuentro con Loli, ejejje, que ilusión, al fin nos vemos las caras. Siento si no te hice mucho caso.. estaba muy nerviosa y tenía la cabeza en otro sitio, espero que te fuera muy bien y sobre todo la natación.

Salen los chicos y 2 minutos después salimos nosotras.

Bocinazo y al agua!! Parece que la entrada al agua la he hecho bien, voy de las primeras, sin embargo.. mi cabeza.. no hay manera de meterla, asi que intento buscar a Marina y a Carmen a ver si puedo seguirlas pero que va!! ni de broma..

Nada más empezar primer y único trago de agua, y es que con uno me fue suficiente, qué asco!!

Venga!! sin desviarte Patri vete a la boya de una puñetera vez y mete la cabeza.. buff.. pero cómo me cuesta.. el agua movida levantaba arena y no me dejaba ni ver si llevaba a alguien delante.

Varios choques con algunas chicas me hacían de nuevo levantar la cabeza y cada vez me iba quedando más atrás.

350 m hasta la primera boya, 100 metros de boya a boya y 350 desde la última boya hasta la orilla se hicieron demasiado largos.

Se hacía muy costoso llegar a la primera boya, pero la vuelta aún sería peor.

Iba nadando y el neopreno me estaba agobiando de una manera insoportable. Con la mano derecha me estiraba la parte del cuello hacia abajo a ver si se me iba esa sensación de ahogo pero no me funcionaba.

Buff!! lo estoy pasando fatal en el agua y estoy a tomar por…. ya casi no queda nadie detrás de mí… pensé que salía la última del agua y aunque no fue así faltó poco.

La vuelta fue insoportable por culpa de la resaca (la del mar, aclaro por si acaso..), tenía la sensación de no avanzar, de estar haciendo un esfuerzo innecesario donde todo lo que avanzaba estaba siendo restado, fue bastante desesperante.

Una vez piso tierra firme casi no podía ni trotar, pero no podía parar, tenía que coger la bici y hacer la transición rápidamente y empezar a meterme toda la caña que no había podido en la natación.

Al salir del box un grupo de triatletas parado delante de la línea de transición obstruyendo el paso, (atasco en la nacional!!!!) no voy a perder tiempo, no pienso pararme detrás a esperar a que salgan, me voy por un lateral y sigo trotando hasta tener vía libre para hacer bien la transición y subirme a la bici.

Al colocar el pie en el pedal se me resbaló, casi caigo, pero reaccioné rápido y a la segunda me subí sin dificultad. Dale caña Pato!!!

Pedalenado con fuerza empecé a ganar posiciones, sin embargo no iba pensando en si adelantaba, si era chico o chica, ese día me daba igual, porque iba a lo que iba, y era a esforzarme sin importarme nada más.

No sabía ni si acabaría, y me tomé la bicicleta como si fuera lo último que tenía que hacer, como si después no tuviera que correr los 5 kilómetros.

Si no quedaban fuerzas para correr pues nada, a la próxima, ahora tocaba pedalear y apretar dientes.

Me puse a rueda de una chica, sentí entonces que iba cómoda.. en el giro de 180 grados casi se cae, vaya susto debió darse.

No podía seguir yendo a rueda, este tri no era para ir cómoda, era para esforzarme al máximo, así que sigueeee!!!!  si es necesario te comes todo el recorrido sola pero nada de ir cómoda.

No miraba hacia delante, miraba mis piernas y les decía.. no dejéis de pedalear venga.. y entonces me vi el gemelo izquierdo… uy!!! donde está la pernera de compresport? sólo llevo una!!? jajjajaja.
Pensé que me la había llevado al quitarme el neopreno, al rato me di cuenta que la llevaba bajada hasta el tobillo y me la subí como pude.

Primera vuelta!!! vaya jaleo de rotondas!!! cada vez que podía preguntaba porque iba hecha un lío y con el esfuerzo tampoco es que viera muy bien.

En la segunda vuelta tuve la oportunidad de volver a ir a rueda. Me puse un ratito a rueda de una mujer que iba detrás de un hombre cuando nos gritaron que nos podían penalizar por ir a rueda de un chico. Yo grité!! yo voy a rueda de ella!!! y al poquito decidí que podía apretar más y adelanté poniéndome a 40,7 km/h.

No podía dejar de apretar dientes, creo que desde ese día los he rebajado y las patas de gallo se me han incrementado. :S

Aleluya!! acaba el circuito de bici, me dirijo a la zona de transición… bien.. voy a hacerla rápido y a ver si quedan fuerzas para correr. ¿podré?
Rápida transición y comienzo a correr como me permitían las piernas, es decir.. no muy bien.

En mi mente sólo una cosa, no dejar de correr, no pararme, ir hacia delante, no ir cómoda y en cuanto viera que aflojaba seguir exigiéndome.

Estaba agotada de la bici pero no me quería rendir porque mi cuerpo y mi mente aún podían.

 
Ningún dolor físico, todo era cansancio y a pesar de éste me veía con fuerzas para seguir y acabar dando lo que me quedaba dentro, aunque fuera corriendo con una postura que poco tiene que ver con la postura de correr bien. Cabeza atrás con mirada al cielo, cerrando los ojos para concentrarme y no ver lo que me quedaba.

Esforzándome en levantar los pies del suelo e ir hacia delante sin frenarme al talonar conseguía ir quitándome kilómetros de encima.

Bufff!!! estoy cumpliendo!!!

Alguna gente que me conocía me iba animando, otros que habían leído el post ¿qué pasará? me decían.. yo no veo que vayas a petar…   jajajja, yo respondía, no aún no, espara un poquito, jajajjjaa.

En la parte del puerto habían puesto un arco de ducha, al pasar por allí sentí como una ducha de agua fría que te helaba el corazón, brrrruuurrrr, qué sensación!! ¿tengo que volver a pasar por ahí?   sí, eran dos vueltas, jejeje.

Iba en la primera vuelta cuando de repente oí, venga Pato!!! abrí los ojos y vi a Marta (mi actual entrenadora de basquet), yo di las gracias y de repente caí!! y dije: Ostras!!! y allí estaba ella con dos más del equipo Elena y Fani que también habían venido a animarme. Qué guay!!!!

Ana y Javi también estaban allí animándome, y Fátima que me decía venga, los dos últimos kilómetros aprieta más 🙂

Me metía en la cabeza que debía de seguir y no bajar el ritmo, si podía y quedaban fuerzas debía subirlo, eso era lo que intentaba, hasta pensé en tirar el gel que llevaba en el bolsillo por aligerar peso, pero enseguida me di cuenta de que eso era una idea de Jaimito y con lo que cuestan como para tirarlo.. jajaja.

Seguía apretando dientes, como en la bici, mis sensaciones eran de ir corriendo muchísimo mejor que en Pinedo, notaba que estaba esforzándome, estaba deseando acabar y ver cómo lo había hecho, ya más no podía dar.

En la seguda vuelta me preguntaron que número llevaba, del agua de la ducha se había quedado un poco arrugado, no podía casi ni hablar para decir cual era, no lo recordaba y lo veía todo muy borroso.

El calor, el cansancio… pensé…no estoy pensando en nada ni en nadie, recuerdo que dije que me acordaría de alguien y entonces me acordé… sí, Antonio iba a estar entrenando patines, que morro..

Últimos 200 metros que se me hicieron los más pesados y llega la curva que entraba a la meta donde quemé mi último cartucho de energía haciendo creo que el sprint más bestia que he hecho nunca para llegar a meta dejando fuera cualquier duda de si lo había dado todo.

Después de eso..camino..miro el suelo, estoy buscando un hueco.. no sabía donde caerme muerta.

Explosión de sentimientos en ese momento, lo había hecho!! lo había dado todo y había acabado!
Javi, Ana, Fátima, Marta, Elena y Fani estaban allí para verlo y compartir eso conmigo.

Como un perro tirado estaba en el suelo al fondo de la entrada de meta asimilando lo que acababa de hacer.

Recuperé el aliento, me levanté, cogí un aquarius y busqué un lugar mejor para desahogarme, no tardaron en caerme las lágrimas, me recordó a cuando terminé el Trichallenge, pero esta vez las lágrimas eran diferentes, todas de orgullo, de alegría, ninguna de tristeza, me sentía como una ganadora y afortunada por la gente que me rodea.

Estaba llorando cuando una mano se posó en mi hombro, no sabía quien era, yo seguía con la cabeza gacha llorando cuando escuché: Te dije que no volverías a llorar sola.  Era Marta, me giré y le di un abrazo.

Gracias por acercarte se que te costó casi una pelea con la voluntaria, y gracias a Elena y Fani, se que no pasaron porque no les dejaron, veros me hizo muy feliz  😀

Ya más tranquila fui a recoger mis cosas, quería regalarle la camiseta del tri a Elena (Speeeddyyyy!!!, monday, party!!, tuesday, party!!, wendsday party!!, mama!! yo paso de todo!!!, jajajaj.)

Nos juntamos los baloncestistas, jejje, Micha, un ex entrenador mío también había hecho el tri, enhorabuena  🙂 !!!

Después todos a por la cervecita, jiji, no podía faltar!!

Camino al bar dos noticias, una buena y una mala.

La mala era que la carrera a pie, que yo pensaba que había corrido mejor que Pinedo por el esfuerzo que sentía que había hecho, me había salido a un ritmo de 5:20.  En Pinedo la hice a 5:21, mejor sí la había hecho, pero jolines, pensaba que la había hecho mucho mejor y me sentí como si tanto esfuerzo no hubiera servido para nada 🙁  . Fátima me preguntó, qué te pasa? porque lloras? le dije: porque me he esforzado mucho y no he mejorado prácticamente nada. Entonces me dijo: Pero qué esperabas? llevas arrastras dos fines de semana compitiendo fuerte, la bici te has esforzado mucho, es normal!!!

Tenía razón, qué más puedo pedir!?  un tiempo total de 1:28:29, posición 19 de 35 y llevaba dos semanas entrenando como toca, está de p… m, que digo de pm!!?? está mejor que eso!! 😀

Y ahora la buena noticia!  Terceras por equipos!!! yujuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!

Carmen, Marina y yo subiríamos al pódium a recoger nuestro merecido premio.

Fue una gran sopresa, porque en ningún momento pensé en la posibilidad de poder hacer pódium por equipos, yo había ido a lo que iba, a centrarme en mí, olvidarme de posiciones, etc..

Ese pódium fue el cierre con broche de oro para ese día.

El año pasado yo estaba allí con la cámara de fotos, decidiendo que quería hacer un triatlón, fotografiando el pódium de Xavi Llobet, viéndolo todo desde el plano del espectador y este año en el mismo lugar, Canet era yo la que subía a ser fotografiada  y recoger un trofeo junto a mis compañeras de equipo a las que les agradezco enormemente sus esfuerzo y que lo hicieran posible porque este triatlón tenía un significado especial.

Gracias a eso me han salido tres semanas seguidas redondas, día tres, tres competiciones, tres pódiums con tres terceros puestos, algo increíble e irrepetible. GRACIAS!

Y con esto cierro este post que por falta de tiempo no había podido escribir antes.

Agradecer a toda la gente que me sigue, me apoya o me lee de vez en cuando, me dáis mucha fuerza para querer seguir mejorando, y es algo muy grande sentir ese apoyo cuando con algunos de vosotros coincido en pruebas y me animais desde dentro.

Javi, de nuevo gracias por las fotos y Fátima gracias por tu ayuda incondicional.

A tod@s un beso muy grande del Pato. Cuaccc!!!!!

Próximos retos: 
II Trail de Roquette-Benifaió
Trichallenge de Alcobendas
Triatlón de Castellón

2 thoughts on “TRIATLÓN DE CANET

  • Qué dia de triatlón! jajaja, la verdad es que estuvo genial e hiciste un carreron para variar. Tu ves como tu limite esta por llegar, tu progresión es de admirar. Como dicen tus chicas de baloncesto "yo de mayor quiero ser como tu" 😀 Todo esfuerzo tiene su recompensa y su sorpresa jajaja, ahi esta el tercer puesto por equipos! Enhorabuena campeonas!

    No me quería perder un dia así, y más sabiendo que venias sola, tenía que ser un buen anfitrión, jajaja, jugabas en casa! Un placer hacer de fotografo, además, ahora sé que me puedo dedicar a otra profesión! 😉

    Es emocionante ver todo el triatlon desde la barrera, asi que no puedo hacerme a la idea como será desde dentro….buff, eso hay que provarlo!

    Tu hiciste de fotografa el año pasado a Xavi, y este año lo has hecho tu. Yo este año te he hecho de fotografo a ti, y el año que viene lo haré yo! jajaja, se repite la historia, a quien le diré que me haga de fotografo? yo sabré que en el 2014 hará el triatlon! jajaja

    Dia completo que disfrutamos todos comentandolo con la cervecita fría, que nunca puede faltar. Sirvió también para conocer gente, amigas tuyas, con las que me divertí mucho siguiendote y animandote, un placer chicas! Ana, Fátima, Marta, Elena y Fani un besito.

    Y suerte para Benifaió, jejeje, ahi competiremos juntos, vamoooooooos! 😉

  • Hola Javi!! Pero con qué buenos ojos me ves! jajaja.

    Me ha encantado tu comentario.

    Me alegro que disfrutaras "mi día" y que te motivara, madre mía.. nadie va a querer ser tu fotógrafo por la cuenta que le puede traer, jajajjaa.

    Ya no nos queda nada para la carrera de Benifaió, qué guay!!

    Espero verte con ese portadorsal tan chulo… jejejje. Y nada, que como se que mañana haces un 10 K te deso las mejores de las suertes, lo vas a hacer genial.

    Un besazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *