SUPERSPRINT DE MARINA D´OR

El pasado 7
de de Octubre competí en el supersprint de Marina D´Or junto a varias del
equipo.

La semana previa
la verdad es que me excedí un poquito en cuanto a desgaste físico.
El fin de
semana anterior fue de descanso con lunes inclusive.
El martes día
2 de octubre  tuvimos quedada de running
donde hicimos técnica de carrera dirigido el entrene por David Navarro.

Al día
siguiente me fui a nadar con Carla e Irene al politécnico, íbamos a hacer un
entrene de 1500m pero después de 900m tuvimos que dejarlo porque redujeron el
baño libre a una sola calle y era imposible nadar sin frenarse o recibir/repartir
golpetazos. :S
El jueves día
4 fue raro porque tenía ganas de correr y no me costó ningún esfuerzo tomar la
decisión de ponerme la ropa deportiva e ir a hacer 5km. 🙂
En principio
iba a hacerlo muy suave, simplemente por rodar, sin embargo poco a poco me fui
acelerando y aunque corrí con un poco de desnivel y mucho calor terminé los 5 km con un
ritmo de 5:17 pero con un gran agotamiento encima. 

No sé cómo se
me ocurrió la genial idea de apretar estando a 3 días del triatlón y a unas
horitas de irme a jugar a squash.
Sí!! Me fui a
jugar al squash esa misma tarde y acabé reventada, eso sí, lo pasé genial.

Al día
siguiente dolorida por todas partes de nuevo hago doblete.
Por la mañana
salida en bici con Irene y Carla hasta el Perelló y por la tarde quedada de
running con Nosotras Passatge.
 
La salida en
bici no fue muy fuerte pero después de que Carla se fuera, e Irene y yo nos hiciéramos
unas fotillos en los barcos encallados en la playa del Saler, algo espectacular
por cierto, tuvimos un percance con la bici de Irene.
Entre Pinedo
y la Punta se le salió la cadena y quedó enganchada entre los radios y los
piñones.
Intentamos
sacarla con destornillador, con mi fuerza bruta, etc. pero el miedo a poder
llegar a romper la cadena decidimos dejarla y cargar con ella a la espalda como
si fuera una mochila haciendo turnos de carga.
45´después de
ir achicharrándonos de calor con la bici a cuestas encontramos el modo perfecto
para llevarla.
Cuando ya lo
teníamos no duró ni 2 minutos el invento, un ciclista de los tantos que habían
pasado se dignó a ofrecernos su ayuda y consiguió desbloquear la rueda sacando
la cadena. Su fuerza bruta fue mayor que la mía, jejeje. 
Mil gracias
Joaquin!!! No quiero saber cómo hubiéramos acabado y gracias a ti acabamos felices la salida en bici aunque algo cansadas….
Por la tarde,
como no había tenido bastante me fui a la quedada donde corrimos 5km.
A la vuelta,
ya con poca luz tuve la mala suerte de tropezar con una raíz y salir volando al
igual que había hecho hacía unas semanas en la pista de hielo y caí sobre
la misma rodilla que aún estaba dolorida.
Menuda leche!!, lo
malo es que esta vez no tenía hielo a mano. jajaja. 
Llegó el
sábado!!! Día de relax total, casi no me podía mover de las agujetas y de
todo el tute de la semana, esto me hizo pasar una mala noche.
Por la tarde
saldríamos hacia Moncofar donde pasaríamos la noche, Irene, Jorge, Ana, Marta y
yo.
Lo mejor del
día la cenita con muchas risas y bien alimentada, un bocata al que yo llamo “Un
Super Patri” que me cargaría las pilas para el día siguiente.
Media barra
de pan con jamón york, salami, chorizo pamplonés, mortadela y queso. ¿Puede
estar más bueno? Ñaaaaaammmm!!!!!
Se nos hizo
un poco tarde y nos acostamos a las 00:30. A las 5:30 me había puesto el
despertador para levantarme a las 5:45.
Dormí fatal,
me desperté a las 3, y no paré en toda la noche de dar vueltas por culpa de las
pesadillas que estaba teniendo pensando en el tri.
Tenía muchas
ganas de hacer el supersprint, me iba a poner a prueba intentando ir a tope de principio a fin.
Pensaba que
iba a ser una experiencia divertida pero fue peor que todas las pesadillas que
había tenido juntas.
Comenzó todo desde
el momento que dieron la salida.
No éramos
muchas las inscritas a esta prueba y la posibilidad de hacer pódium no era algo muy
descabellado, contaba con una pulsera “Soy
increíble” que me había regalado  UO estudio creativo que me
daría fuerzas.
Yupiiiiiiiiiii!!!!!   😉

 Queríamos
intentar hacer un pódium Nosotras Passatge, era algo alcanzable y nos hacía
mucha ilusión.

Pero como ya
dije en otro post nadie regala nada y si algo quieres algo te cuesta. Ve y
lucha por ello si realmente lo quieres, sino déjalo ir.
Por suerte el
mar estaba en calma, como una piscina y  sabía que podría hacerla bien, eran sólo 400m.
“Pistoletazo”
de salida, comienza la tortura.

Comienzo a
nadar, me voy sintiendo muy bien hasta que veo que empiezan a adelantarme antes
de llevar 150m. Mis brazos empiezan a flojear… igual he empezado demasiado
fuerte.
No habían
olas que molestarán al nadar, así que tampoco las había para ayudarte a salir a
la orilla.
Salí agotada
del agua, sin saber en qué posición iba. Sólo sabía que unas cuantas lo habían
hecho hacía ya un rato. Entre ellas una de mi equipo, Carla.

Como pude fui
al box para la transición y me noté muy lenta, jolin, si que estaba hecha
polvo, menos mal que esto iba a acabar rápido…
Tenía que
explotar el sector de bici para recuperar.
Pedaleaba y
pedaleaba y sólo adelantaba hombres. ¿Pero dónde están las chicas?
Debí salir
más tarde de lo que pensaba o simplemente ellas también iban bien en bici.
Al fin vi una
chica, ¡bien! a por ella! Sólo esperaba que cuando la adelantase no se me
pusiera a rueda, de hacerlo intentaría quitármela de encima como fuera.
Iba en la
bici y cada vez me iba sintiendo peor, no llevaba ni 3 km de los casi 11 del
recorrido y ya no podía ni con mi alma.
Empecé a
sentirme muy mal físicamente, por mucho que pedaleara no sentía que avanzara y mi respiración era angustiosa.
El recorrido
era muy incómodo, muchos giros cada poco tiempo que no permitían un ciclismo
limpio para coger velocidad o mantenerla, frenadas, acelerones.. parecía estar
rodando por el centro de un laberinto.

Me di cuenta
de que no estaba disfrutando nada y de que se estaba convirtiendo en un
triatlón agónico donde aún faltaba terminar la bici y correr los supuestamente
2km 500 que fueron 2,8.

Me vino a la
cabeza las siguientes palabras que Iván tanto me repite: déjate de sprints, deberías
hacer larga distancia. Seguidamente pensé en lo que me esperaba el fin de
semana siguiente, mi último tri de la temporada, el triatlón sprint de Xàbea y
el trail de Villar.
Mi cabeza me
decía.. no quiero ir a Xábea.. no voy a ir.. estoy loca.. y ésta es la última
vez que hago un supersprint, esto es agónico!!!!!!! Quiero un olímpico!!!! 

Empecé a ver
a Carla y no ví a nadie más así que pensé en lo fuerte que debían estar las
primeras que ni se las veía.
Al llegar a
la T2 (de la bici a correr) me dieron la noticia: Venga Patri muy bien, vas
segunda!!!
¿Segunda? Qué
fuerte!!! Entonces… Carla va primera!!! Qué guay!!!!

Pero en la
carrera a pie iba bastante cansada, con la vista nublada y de lado a lado.
Llegué
incluso a pensar aún sabiendo que iba segunda en retirarme porque no lo estaba
disfrutando y parecía más una tortura.
Luego pensé
en que después de todo lo sufrido no podía dejarlo, no podía permitir que lo
hecho hubiera sido en balde, no podía rendirme a esas alturas. 
¿Cómo iba a contar
eso en el blog? La gente iba a pensar que era idiota y además tendrían razón.
Poco a poco
me fui recuperando y empecé a sentirme mejor en todos los sentidos.
No sabía a
cuanto iba de mí la tercera, no iba ni a girarme para comprobarlo.
Confiaba en
que le había sacado ventaja en la bici e iba lo suficientemente lejos para que
no nos pillara a ninguna de las dos.
Íbamos a
conseguir pódium Passatge como habíamos deseado aunque no fuera completo.
Estaba
visualizando ya el pódium y se me dibujaba una gran sonrisa.
En uno de los
giros vi a Sofía y le grité: Carla primera!!!!!!!  :DD
Y así
fue,  Carla Campeona del supersprint de
Marina D´Or (44:54), 23 segundos llegué yo quedando subcampeona (45:17)
Tengo que
decir que no me sorprendió el resultado, en Valencia ya pude ver su capacidad y
estaba convencida de que lo podía conseguir.
Enhorabuena Carla!!!
Eres una crack requetecrack!!!
Enhorabuena al resto del equipo
por el triatlón, Sofía, Lidia, Irene e Inmaculada, me encantó
poder compartir todo esto con vosotras.

No cambiéis
nunca por favor!!!

 

Gracias a
Marta y a mi amiga Ana que son como mis amuletos de la suerte. Muacka!!! Os
merecéis un premio por los madrugones, etc.

  
Os quiero mucho!!!

24 thoughts on “SUPERSPRINT DE MARINA D´OR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *