I TRAIL 7 CIMAS GANDIA


El pasado domingo 20 de Mayo tuve mi segunda carrera de trail del año, I Trail 7 Cimas en Gandia.

Antes de comenzar contando la experiencia quiero decir que como comenté en mi anterior post ya he empezado a entrenar, apenas han pasado unos días pero bueno… que empiezo a centrarme.

He ido dos días a nadar y dos a correr.

Corriendo ha sido con las chicas del equipo que están empezando que son un grupo fantástico con el que me río mucho, y nadando un día he ido sola y otro con Miguel mi nuevo compañero de trabajo en Passatge.

Las sensaciones en el agua cada vez van siendo mejores, ayer en concreto me sentí especialmente bien y me ayudó mucho ir para relajar mi cuerpo que estaba KO de la carrera.

Metiéndome ya en el tema de la carrera del domingo… suelo recoger el dorsal el día antes de la carrera, sin embargo tenía muchas ganas de prepararme las cosas con tiempo y el viernes ya me llevé la bolsa del corredor.

El sábado me prepararía el resto de las cosas a última hora del día porque a mediodía había quedado para comer con Sil y por la noche cenaría fuera de casa.

Como podréis ver el tema de la nutrición no me lo cuido mucho, vamos, que no me privo de comer lo que me gusta. Mi madre ya me dice que soy “una gorda” comiendo, que cuando deje de correr se me va a poner un culo….   pero bueno, el día que deje de correr seguro que no comeré tanto, así que no me preocupa, de momento quejas de mi culo no he tenido aún.

Así que nada, a comer al Foster Hollywood, tenía mucha hambre y le dije a Sil, quiero comer tanto que me vaya sintiendo que tengo una pelota en el estómago de lo llena esté. Así fue! jajajaja.

Por la noche aún sentía la pelota y sólo pude cenar una ensalada, eso sí, con un buen postre, tarta que olvidé fotografiar.

“Bien” alimentada me fui a casa a prepararme todo el material para la carrera, pensé en ponerme el tritraje para correr porque es muy cómodo y prefería ir de tirantes y me gustan los bolsillos laterales que tiene para llevar el gel.

Todo preparado para la carrera, portadorsal, dorsal, tritraje, calcetines compressport, perneras sural, reloj timex, Garmin, las oakley Flak jacket (con las nuevas gomas en rojo, parecen otras nuevas eh..?), gel nutrixion y mis nuevas zapas Montrail Masochit que me regalaron para testearlas. Esta vez, mis Raptor se quedarían descansando en el armario.

Por la tarde estuvimos Miguel y yo marcándonos un objetivo para la carrera, a parte de que deseábamos poder hacer pódium Passatge independiéntemente de poder conseguirlo o no queríamos marcarnos un tiempo máximo para concluir la carrera.

Él se marcó 1h y 20´, (yo pensé que estaba loco) y quedamos en que yo tenía que hacerlo como máximo en 1h 45´.

Quería acostarme pronto, esto lo digo siempre y nunca lo cumplo, jajaja.
Entre la cena, prepararme las cosas y depilarme (anda que dejarme esto para última hora…) me fui a la cama a las 12:30 y a las 6:00 h sonaría el despertador para acabar levantándome a las 6:15 para ducharme, coger las cosas, etc.. y salir hacia Gandia a las 7:15h con tiempo suficiente para no llegar con prisas.

Tenía la ruta apuntada en un papelito, temía perderme, pero eso no era lo que me ponía nerviosa, madre mía…dentro de nada a correr y a luchar por el reto marcado, no sabía que iba a pasar, la carrera tenía mucho tramo de asfalto y ya sabéis que ese no es mi fuerte así que eso no me beneficiaba, en 4 km de ida y otros 4 km de vuelta de asfalto se puede sacar mucha ventaja si eres buen corredor de asfalto, y la carrera eran 15,700 km.

En fin, soy muy bocachancla y a la gente más cercana sí le había dicho que quería luchar por el pódium, creo que lo hago para presionarme y obligarme a hacerlo lo mejor posible. Si lo consigo bien y si no, pues no pasa nada, no siempre se puede ganar.

Pienso que hay que marcarse retos grandes para esforzarse, hay que apuntar más alto de lo que se puede. Como hablaba con Miguel, si como objetivo quisiera llegar a correr a 4:30, debría marcarme entonces llegar a correr a 4:20. ¿Era así no? 😛

 Bueno, volviendo al tema. A la 8:06 llegué al Parking, qué guay!! y yo que pensaba que a saber dónde me tocaría aparcar y teníamos una esplanada gigante para aparcar 🙂

Los nervios me hacen pasar por el baño, pero no sería la única, jajaja, allí había una cola de chicos y me encontré con Miguel 🙂

De allí nos fuimos a que se cambiara y se pusiera guapo con la camiseta de Passatge, jejeje, para estrenar el photocall antes de empezar.

Empieza a llegar la gente, ya se va sintiendo el ambiente y los nervios siguen incrementándose.
Remiro el dorsal… aayyy!!  muchos kilómetros para mí, pero poco desnivel.. espero que me vaya bien, si salí viva de gimnasio ventura esta puedo aguantarla.

Le digo entonces a Miguel de calentar, que nunca lo hago y es un error.
Trotamos 10 minutos antes de la salida que debía empezar a las 9:00h. Ya colocados en el lugar de salida avisan de que se retrasa la salida a las 9:15 h, pienso… ala…ya se me habrán bajado las pulsaciones..

Esperando en la salida me encuentro con unos chicos muy simpáticos que conocí en la tienda cuando vinieron a apuntarse a la carrera del club Rotipet, Miguel Ángel, José Ramón, Javier y Jose Vicente.

 Estamos colocados a mitad del pelotón de salida, salida conjunta con los que correrían la de 28 km, popurrí de dorsales núemros en rojo para los de 15,700 y números en negro para los más valientes que subirián hasta la cima del Mondúver.

Ya está! dan la salida y en cuanto paso el arco de salida conecto el Garmin.

Miguel va a mi lado, vamos adelantando como podemos pero él va más rápido, le digo que tire, que no me espere, quería que la disfrutara corriéndola a tope. Optó por hacerlo con las Nike Lunarglide porque había mucho tramo de alsfalto pensando que así después ya las acabaría reventando en la montaña y las retiraba.
Yo no hubiera corrido con esas zapatillas ni loca, creo que él ahora piensa lo mismo, jajaja. ¡¿cómprate las wildcat!!

Allá voy corriendo con las Montrail, muy cómodas y ligeras, me gustaba esa sensación pero iba preocupada por cuando cogiera montaña, no sabía si los tramos serían muy técnicos y si me sentiría segura, iba un poco a la aventura.

Primer kilómetro a menos de cinco…madre mía.. estoy loca.. que aún faltaba lo peor…
Poco a poco mi cuerpo va bajando el ritmo, es inevitable, comienzan los desniveles aunque no fueran pronunciados y eso se nota.

Hace un buen día, me bajo las gafas que llevaba de diadema y me concentro en correr, en la respiración, cierro los ojos siempre que puedo, me gusta…

Estoy deseando llegar a tocar tierra y dejar el asfalto a ver si así la gente se frena un poquillo, no dejaban de adelantarme chicas.

En todo momento sabía que no iba la primera, iba fijándome en los dorsales que me adelantaban y una chica del club Duristoraris la había visto pasarme a un ritmo que veía complicado de seguir (porque pensé en intentar seguirla, pero… mejor que no.. lo dejo sólo en un pensamiento y a ver si recupero luego en montaña).

Bien, al fin corremos por pista, esto ya me gusta más.
De repente nos meten por el barranco, pero… esto será una broma ¿no? Tenemos que correr por priedras enormes y sueltas.. ya empiezan a no gustarme las zapatillas cuando las torceduras y las clavadas de piedra se convierten en algo repetitivo.  Hecho de menos mis Raptor, con ellas no me pasaría e iría mejor. snif snif.

Me acuerdo de Miguel y pienso, lo habrá pasado fatal con las Nike por aquí…pobret..jajaja.

Pero nada Patri, te aguantas, es lo que hay, para el asfalto te han ido muy bien, no lo puedes tener todo.

Hace calor, el barranco me está matando, quiero que se acabe ya!!
Al final del barranco el primer avituallamiento, ¿ya? que guay, me moría de sed.
Toca sacarme el gel, me lo tomo y me reclino sobre la mesa pidiendo agua y mientras me sirven me dicen, no es agua..es aquarius..mientras me alejan el vaso para dárselo a otra persona y yo digo: ¡no, que me da igual, lo que sea!! jajajaja. Me lo bebo haciendo un hidalgo, y salgo disparada, no puedo perder tiempo o no conseguiré mis objetivos.

Empiezan las subidas, vamos todos en hilera, aún compartimos recorrido con los de la larga, ¿pero cuando nos van a separar? a ver si me voy a equivocar y acabo arriba del Mondúver..

Qué cansancio, iba chorreando y el tritaje empieza a hacerme rozadura bajo la axila, qué dolor, cada vez que puedo me limpio con la mano (que es lo que me pillaba más “a mano” para secármelo, jajaja), llegó un momento que decidí olvidarme del dolor, pasarme la mano no estaba siendo efectivo.

La brisa que a veces corría me producía escalofríos en la cabeza y por el cuerpo.

En una de las subidas me encontré con un chico que no recuerdo su nombre que llevaba la camiseta de passatge y me ofreció agua, mi respuesta: umm…vale… me daba vergüenza decirle que sí, pero la necesitaba y quien tiene vergüenza ni come ni almuerza.

Me eché un poco de agua por la cabeza y pegué un trago muy pequeño, era más por refrescarme que por la sed.

Después de varias subidas al fin llegamos al kilómetro 8 donde nos separarían de los de la carrera larga.
Me empociono tanto de que ahora sólo quedaba bajar que salgo disparada y casi me voy por un pequeño terraplen, buff!!! por los pelos!!! creo que mi ángel de la guarda me dio la mano, aún no me lo explico.

Pensé..relájate que aún queda mitad carrera y aunque haya bajada luego te vas a topar con tu gran enemigo el asfalto.

Me acuerdo de mirar el reloj en el kilómetro 8 y ver que llevaba 55 minutos… buff!! como mínimo aún me quedaban 50´ sin parar, vaya tela..

Rapidísimo se me pasó la bajada por montaña donde adelanté a una chica.  Si esa no era la del club de Duristoraris que yo había visto al principio, ¿en qué posición iría yo?  Con suerte al adelantarla me habría puesto segunda.

Comienza una bajada de asfalto, intento aprovechar ese desnivel para impulsarme hacia delante..

Llego al avituallamiento, pido agua y me dicen que no hay. ¿no puede ser? ¿no hay agua? y ahora qué?? qué mal..

Pero podría ser peor.. una bifurcación sin señalizar, nos paramos varios corredores.. ¿por donde será? por el asfalto, por el barranco? Es cuando me vino a la cabeza la carrera de Benifaió donde nos perdimos.

No podía continuar mucho tiempo allí o llegaría la otra chica y me adelantaría, no había tiempo que perder.. al final decidimos que íbamos por el barranco que era por donde habíamos venido a la ida.

De nuevo las piedras, si es que cuesta mucho correr por ahí.. la pisada debía se segura y firme o habría caída.

Cuando acabó el tramo venía pista, qué calor.. pero seguía con algunos escalofríos, sin agua, sin nada.. yo sola.. pensé que me daba un pajarón..

Pero tenía que aguantar, no parar.. me pisaban los talones y con lo que me había esforzado quería hacer pódium.

Sin embargo llegó el tramo más temido, el asfalto. Sé que es psicológico, pero aún no he conseguido engañar a mis piernas y fue pisarlo y se me iban frenando poco a poco.

Por detrás llegaba la chica que había adelantado en la bajada e iba pisando fuerte, fue verla y pensar, ya está, me va a adelantar, yo más no puedo tirar o no acabo.

No quise ni mirar el Garmin para ver que ritmo llevaba, sabía que no iba muy bien, pero confirmalo me iba a desmoronar y preferí no hacerlo.

A dos kilómetros de meta me adelantó, iba con un chico que parecía que le iba haciendo de liebre.

Bueno pensé.. si tengo suerte aún llego tercera, además, como me dijo Cristina una vez nada está claro hasta el último momento, igual la primera se ha perdido o se ha lesionado, o la que va delante le da una pájara..vete tu a saber, aún había tiempo para que pasaran cosas.

Y tanto que hubo tiempo.. empecé a escuchar como alguien se acercaba por detrás bastante rápido, pensé.. que no sea una chica…pero.. era una chica del equipo Duristoraris, y no era la que yo pensaba que iba primera.

La vi muy fuerte, decidí andar, prefería que me pasara que escucharla más tiempo detrás, tarde o temprano me iba a pasar, mejor que fuera rápido.

Entonces desde mi posición veía como Mª Carmen, que así se llama, iba detrás de Silvia que le sacaba una buena distancia.

Pensé, ¿estaré viendo como se disputa el segundo y tercer puesto?, ¿pillará Isabel a Mª Carmen?, qué emoción, jejeje, yo detrás viéndolo todo, sólo me faltaban las palomitas. jajaja.

Ya había dado el pódium por perdido, seguí a la marcha sin sufrir mucho, ya daba igual, la había fastidiado.
¿Podría haberlo hecho mejor en el asfalto? seguramente, pero así iba cómoda y no quería sufrir más, sólo quería acabar y descansar y no era por las piernas que me funcionaban correctamente, no las notaba cansadas ni cargadas, sí  me  iban la piernas pero no la cabeza.

Un kilómetro para llegar a meta y apareció de entre los muertos mi amiga la cintilla, eso sería el remate final.
¿Por qué? si hacía mucho que no aparecías!! ¿Por qué ahora que ya voy a acabar? jolines.. no quiero estar lesionada, el domingo que viene tengo el Trichallenge… nada, acaba y descansa.

Estaba deseando escuchar al speaker y pasar por el arco de meta y ver si a Miguel le había ido mejor que a mí.

Antes de entrar en la última recta me encontré con José Ramón y Miguel Ángel del Rotipet, la verdad es que me sacaron una sonrisa verlos y me dieron las últimas fuerzas para apretar antes de llegar a meta.

Estaba muy contenta de acabar ya y en la rampa pegué un buen salto de alegría, no me había dado cuenta de que eso no era la llegada, tenía que pasar por otro arco mucho más chulo y me dijeron, continúa!!

 
 y pegué otro salto mientras escuché que el speaker decía, y acaba de entrar en meta la tercera clasificada. Tercera!!!!! No puede ser!!! va en serio!!! ??? esta es la cara que se me quedó, jajajjaa.

miraba a Miguel y me lo reafirmó, le dí un abrazo y casi me puse a llorar de la emoción, no dejaba de repetirme que no me lo podía creer.

Lo había conseguido!! que ilusión, tercera y en menos de hora cuarenta y cinco porque lo hice en 1h 41´ 37″, fantástico!!!
¿Entonces la que yo pensaba que iba primera donde estaba? después me enteré que se había perdido, vaya put…  en fin, es parte de la carrera, pero da mucha rabia que te pase eso.

Sin duda nada está decidido hasta el final.

Vi a Silvia que estaba estirando y fui a darle la mano, le dije, me has fundido en el asfalto, enhorabuena, y después me acerqué a felicitar a Mª Carmen que ya estaba con Isabel (la que se perdió).

Le dije a Mª Carmen, no sabía como iba en la carrera cuando te he visto que venía por detrás, pero sabía que me ibas a pasar, ya iba bastante mal, y me dijo: pues si ya ibas mal cuando te he adelantado te habré hundido ¿no?, ente risas le dije: Sí, me has matado. jajajaja.

Miguel me contó que cuando llegó a meta con otro chico aún no estaba puesto el arco de meta y que no sabía entonces a quien le darían el primer puesto.

Hicieron exáctamente el mismo tiempo, 1h 19´ 56″. Campeón!!! Había bajado del tiempo que había marcado!! aunque por tres segundos, jejejej.

Así que al final pódium Passatge 😀

No podía irme sin hacerme una foto con José Ramón que entro poquito después de mí en meta (como habíamos acordado, jajaj) y todos los del club de Rotipet

Llegué a casa agotada, nada que ver de cómo terminé el triatlón de Pinedo que  estaba como si nada.
El bajón de cansancio fue nada más subirme al coche de vuelta a casa, me moría de ganas por coger la cama.

Esta es la herida que se fue forjando mientras corría por culpa del sudor y del roce con el tritraje.
Me escuece muchísimo, ya me estoy poniendo aloe vera espero que se me cure pronto.

Y ya para acabar quiero compartir un video de la segunda vez que fui a correr por montaña con Jordi, que fue quien me introdujo en este mundo. Gracia a él me di cuenta de que esto era lo que me gustaba.

El vídeo es para que veáis mis comienzos, es de enero del año pasado, cuando aún ni hacía triatlón ni nada y como veréis estoy medio muerta. A mí me hace gracia verlo porque veo una evolución en mí , he ido aprendido y ganando fondo desde entonces 🙂

Ahora a por el Trichallenge de Boadilla del Monte este fin de semana a ver qué tal está eso de patinar, después coger la bici de montaña y después correr. 🙂

Un saludo y un beso  a todos los que habéis sido capaces de leer todo el rollo que he soltado hasta el final y gracias a todas las personas que me habéis felicitado por la carrera.

Muacka del Pato que seguirá con sus retos!! Cuac cuac!!!

4 thoughts on “I TRAIL 7 CIMAS GANDIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *