1/2 MARATÓN DE PATINES

 

La verdad es que es la tercera vez que inteno escribir el post de la crónica de la media maratón de patines, y como dicen que a la tercera va la vencida, allá voy.

No estaba motivada a hacerlo porque el recuerdo era regular, pero con las pilas cargadas después de la experiencia del Triatlón de Pinedo de este domingo me he animado a hacerlo.

El  domingo 28 de Abril tuvo lugar la 14ª Patinada Popular, Media Maratón y  Maratón de patines en Valencia.

El prónostico no pintaba nada bien y supongo que como mucha gente pensé que igual se cancelaba.

Con la esperanza de que no lloviera aunque dieran un 100% de probabilidad de lluvias me preparé todo el material.

Este año no había entrenado nada y aunque había dejado el listón muy
alto con un segundo puesto en veteranas el año anterior, me propuse intentar mejorar mi
tiempo del ese año en 2 minutos.

Sonó el despertador y Ups!!! todo nublado y chispeando…. buff…..esto pinta muy mal…..

¿Se puede patinar lloviendo?

Aún pensando que el evento sería cancelado porque todo el suelo estaría mojado cogí todas las cosas y me fui a los tinglados del Puerto de Valencia.

La carrera se hacía en el circuito formula 1 rodeando la dársena y a pesar del asfalto mojado, los charcos y del chispeo el evento seguía adelante.

Creía que iba a ser imposible patinar en esas condiciones sin caerme y me puse protecciones en las manos.

Después de la vuelta de la Patinada Popular con Marta al circuito y sin ningún resbalón me di cuenta de que el agarre al asfalto era mejor de lo que yo pensaba y me dio la seguridad para hacerlo lo más rápido que pudiera sin miedo.

Allí estarían para animarme y para las fotos Inma, Sofía y Marta, muchísimas gracias 🙂

Tenía ganas de empezar, ya no chispeaba y estaba preparada.

Sabía que en la primera vuelta ya sabría si sería capaz de mejorar el tiempo, la idea era hacerlo en 45´, lo que suponía hacer cada vuelta en 7´30″.

Comienza conjuntamente la media maratón (6 vueltas al circuito) y el maratón (13 vueltas)

El agua en el asfalto frenaba las ruedas de los patines y el avanzar se convirtió en un trabajo duro.

Fin de la primera vuelta, más de 10´, buffff…. estaba claro… objetivo inalcanzable, y con esa media me iba a pasar un buen rato dando vueltas. :S

En la clasificación general no tenía nada que hacer (ni esta vez ni nunca), así que si quería pódium mi competencia eran las que entraban en mi categoría, veteranas.

No me sentía rápida y no sabía en qué posición iba lo cual me tenía en vilo.

Lo único que sabía es que se me estaba haciendo más duro de lo que me esperaba y que me estaban adelantando hasta en las bajadas que es donde más apretaba.

Intenté disfrutar en cada vuelta al pasar por los charcos como si fuera una niña que los chafa cuando llueve.

Cuando llegara  a casa tendría buena faena de limpieza con los patines. (resultado = rodamientos estropeados, snif snif )

Pude disfrutar de lo que es ir a rueda patinando durante algún rato, pero no duró mucho.

De
mi rueda  pudo disfrutar alguien también un ratillo mientras era animada a
ir pillando a gente que llevábamos por delante. ¡qué listo! jejeje.

El tiempo no acompañó mucho durante las primeras vueltas, pero la cosa se puso mucho peor cuando empezó a chispear y acabó cogiéndose en la 5ª y 6ª vuelta.

Mientras patinaba fui consciente de que me adelantaron 3 veteranas y sabía que por delante había alguna más aunque no sabía exáctamente cuantas.

Una de ellas lo hizo en las primeras vueltas y no fui capaz de pillarla, pero dos de ellas lo hicieron al final de la cuarta vuelta.

Fue entonces cuando empezó lo peor, la lluvia y la vena competitiva, querer quedar por delante de ellas en la clasificación.

Con las botas de los patines mojados comenzaron a dolerme las rozaduras de los pies que poco a poco se habían ido forjando en cada vuelta.

El pie izquierdo sobre todo me estaba haciendo mucho daño y quedaban dos vueltas a tope.

En la quinta vuelta alcancé a una de ellas, ya sólo me faltaba adelantar a la otra, a la cual sólo veía alejarse cada vez más.

Ya no sabía qué hacer para patinar más deprisa, las lumbares las tenía cargadas y las rozaduras hacían pupita. 🙁

Tenía el consuelo de que ya iba a terminar y a los del maratón aún les quedaba casi el doble.

Decidí hacer mi último gran esfuerzo en la última vuelta recordando una frase que escuché unos días antes,
“El dolor es temporal, la gloria es para siempre”

Si conseguía adelantarla me daría por satisfecha porque no lo tenía nada fácil.

Tras apretar al máximo en la última vuelta pude adelantarla a 500m de meta haciendo un gran sprint que me dejó con las piernas temblando.

Resultado final: Posición 4ª en veteranas de 36 😀  Yujuuuuuuuuuuuuu!!!!

Con un tiempo de 56:14, 37 de 145 en la general.

Estoy muy contenta con el resultado, proponerme luchar por esos dos puestos y conseguirlo fue lo que más satisfacción me dio.

Podréis pensar ¿Qué mas daba 4ª que 6ª si estás fuera del pódium?

Sí me importaba, un sexto puesto hubiera sido conformismo y un 4º puesto era un esfuerzo de superación.

Os aseguro que me dio más satisfacción este 4º puesto que el 2º del año pasado.

Este año el reto era mayor, frío y mal tiempo que no me dejó disfrutar de la prueba como hubiera deseado.

Sólo puedo decir que el año que viene más y mejor. 😉

4 thoughts on “1/2 MARATÓN DE PATINES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *